Las bajas ventas y el estancamiento de algunas negociaciones para apalancar sus deudas estarían empujando a la marca estadounidense, Forever 21, a declararse en quiebra legalmente.

La empresa de moda juvenil ha intentado encontrar financiamiento para reestructura su negocio, sin embargo, las conversaciones con posibles financistas se habrían estancado, según informan diferentes medios internacionales.

Especialistas han señalado que una declaración en bancarrota, ayudaría a Forever 21 a cerrar sus tiendas menos rentables y recapitalizarse. De darse estos cambios, los más golpeados serían los centros comerciales, pues la marca es una de sus principales inquilinas.

Según datos de la revista Forbes, Forever 21 cuenta con más de 30 mil trabajadores y más de 800 tiendas en Europa, Asia, Estados Unidos y América Latina.

Fuente: Agencias