La Ley de Contrataciones del Estado es una norma que, como trascendió, no es respetada por todos los parientes de los congresistas de Fuerza Popular. Justamente, las parlamentarias que alegan enfrentar la corrupción, son las que tienen cuestionamientos por tener familiares que contrataron con el sector público.

Y, como se sabe, eso está prohibido. La norma estipula que los parientes de primer y segundo grado de parlamentarios, no pueden contratar con el Estado.

Un revelación reciente es sobre la congresista y secretaria de la Comisión de Constitución, Yeni Vilcatoma. Su esposo Elera Moquillaza contrató con cuatro instituciones: la Contraloría, Ministerio de Inclusión Social y la Municipalidad de Lima.

El esposo de Vilcatoma

Sorpresivamente, la oferta laboral para Moquillaza fue abundante luego de haberse graduado de abogado en octubre del 2016. Para esa fecha, Vilcatoma había juramentado como parlamentaria naranja. Moquillaza, entre mayo y octubre del 2017 laboró como “experto en temas legales” para la Contraloría. El pago por esos servicios fue de S/ 30 mil. Al mes siguiente contrató con el Midis y cobró S/ 9 mil.

Este año, entre febrero y julio, brindó servicios para la Municipalidad de Lima por ingresos mayores a los S/ 4 mil. El último martes, Latina reveló estas contrataciones. La comuna capitalina respondió que Moquillaza había presentado una declaración jurada como habilitado para laborar con el Estado y alegando la no existencia de nepotismo.

Esa omisión de información y los servicios brindados a instituciones públicas de manera irregular, originaron que la Contraloría anuncie iniciar una auditoría. El contralor Nelson Shack informó este miércoles que tomaron “conocimiento de esa denuncia”. “Hemos procedido a disponer que se hagan las investigaciones respectivas”, enfatizó.

El sobrino de Milagros Salazar

En caso de la vocera de Fuerza Popular, Milagros Salazar, tuvo un sobrino laborando en el Congreso, atentando así contra la Ley de Contrataciones con el Estado y el reglamento del Parlamento.

Se trata de Joel Ezrra Meléndez Salazar, quien trabajó hasta el 10 de junio en la Comisión de Ciencia, Innovación y Tecnología, presidida entonces por el fujimorista Carlos Ticlla. El sobrino de la vocera de FP laboró allí como auxiliar con un salario de S/ 2, 600. El argumento utilizado por Ezrra Meléndez, para obtener el empleo, fue que no era pariente de la congresista naranja.

La hermana de Rosa Bartra

Mientras que la presidenta de la Comisión de Constitución, Rosa Bartra, también fue blanco de críticas, pues su hermana Tania Bartra contrató con el Estado cuando ella ya era legisladora. Incluso, el 10 de julio el Tribunal de Contrataciones del Estado inhabilitó hasta el 2020 a la hermana de la congresista.

El Tribunal de Contrataciones del Estado concluyó que el 7 de abril del 2017 “se perfeccionó la orden de servicio emitida por la Unidad Ejecutora 120: Programa Nacional de Dotación de Materiales Educativos, a favor de Tania Bartra, cuando ella ya estaba impedida de ser postor del Estado; “razón por la cual se le atribuyó responsabilidad administrativa”. El contrato fue por S/ 13 mil. Pero Bartra alegó que la sanción contra su hermana es una “persecución”.

La prima de Úrsula Letona

Por su parte, la prima de la parlamentaria Úrsula Letona, Virgina Letona Pereyra, cobró más de S/ 56 mil de la Contraloría por servicios prestados en el 2017. Cabe resaltar que en el 2007 Virginia Letona brindaba servicios a dicha institución y sus ingresos no superaban los S/ 5 mil. Pero cuando Letona ingresó al Legislativo en el 2016, el monto que cobró llegó hasta S/ 35 mil.Comienza aquí tu texto