La llegada del verano trae consigo un aumento de las temperaturas en la Costa del Sol, por lo que la comida ligera y fresca es una de las más solicitadas en los restaurantes del grupo Da Bruno que cuida con mimo la tradicional ensalada Caprese, la bandera italiana culinaria que salva almuerzos y cenas en verano. Esta receta típica originaria de la isla de Capri suele ser consumida a la hora del almuerzo y es una propuesta sin pasta en favor de platos más ligeros sin harina y que además forma parte de la cocina vegetariana con el espectacular sabor de Italia.

La clave de este plato es que no requiere cocción, por lo que todos sus ingredientes típicos de la cocina mediterránea conservan sus propiedades y frescura original. Para elaborar este sencillo plato es necesario lavar un par de tomates y cortarlos en rodajas para emplazarlo en un plato y condimentarlo con aceite de oliva, albahaca fresca y un punto de sal. Después se le añade a esta ensalada su ingrediente estrella: la mozzarella fiordilatte, que se coloca sobre los tomates cortada en trozos y con un chorrito de aceite y hojas de albahaca para completar el plato.

La ensalada Caprese, como tantas otras recetas tradicionales italianas, tiene algunas variantes ya que puede prepararse tanto con mozzarella de búfala como con fiordilatte de vaca.