En los últimos años se ha despertado una fiebre por la gastronomía peruana. Podemos encontrar productos de costa, sierra y selva, así como platillos especiales por cada departamento. Hoy vamos a hablar acerca de un dulce costeño elaborado con yuca, miel de caña y azúcar rubia. Este postre llamado “chapana” y su nombre proviene de la palabra quechua “chapuni”, la cual significa amasar. Se dice que es de origen prehispánico, netamente costeño, y generalmente es preparado en base a yuca con miel de caña, canela, clavo y pasas.

Revisando un poco sus raíces, lo vamos a encontrar mencionado en el “Diccionario de peruanismos” escrito por el poeta, periodista y literato Juan de Arona, en el año 1884. El autor lo va a describir de la siguiente manera:

“Pasta de yuca y chancaca tan ordinaria como insípida, que se come y vende fría y envuelta en pancas como la humita, con la que tiene semejanza, aunque solo en la apariencia”.

El dulce tiene una consistencia chiclosa con un delicioso sabor gracias a la chancaca y el azúcar. Este posee muchos beneficios en nutrientes para el cuerpo.

Te invitamos a conocer esta delicia nacional.

José Carlos Botto Cayo

Preparación

INGREDIENTES

  • 1 kilo de yuca.
  • 1 kilo de azúcar rubia.
  • ½ taza de agua fría.
  • 4 clavos de olor
  • 10 gramos de canela molida.
  • 2 hojas de plátano.

HOJA DE PLÀTANO

Limpiar y lavar bien las hojas de plátano. Luego pasarlas por la candela o fuego. Cortarlas en rectángulos. Preparar tiras para el amarre.

PREPARACIÓN

Lavar bien las yucas; luego pelarlas y rayarlas. A la masa agregar el azúcar, clavo de olor y canela molida. En cada rectángulo de la hoja de plátano colocar unas 2 cucharadas soperas, según crea conveniente el tamaño.

Envolver la hoja de plátano y amarrar con tiras de la misma hoja. En una olla con poca agua, hervirlas hasta que se cocinen. Dejar enfriar y servir.