Karen Guardia

En las próximas horas, la Municipalidad de Lima dará a conocer los resultados de la renegociación de los contratos de peajes con Línea Amarilla (Lamsac) y Rutas de Lima las que tendrían como objetivo –por lo menos con una de ellas (Rutas de Lima)– la incorporación de una clausula anticorrupción; la suscripción de una adenda para la salida de Odebrecht de la concesión y la rebaja en las tarifas del peaje.

Mientras que con la otra ( Línea Amarilla) –de acuerdo a lo deslizado hasta el momento por el propio alcalde de Lima, Jorge Muñoz– no se habría llegado a un acuerdo, ante la negativa de la concesionaria (en manos de la francesa Vinci desde el 2016) de aceptar las condiciones de la comuna capitalina.

Así, bajo este contexto la Comisión de Defensa del Consumidor aprobó –en la víspera– el informe final en la que se investigó el incremento en las tarifas de los peajes.

¿Qué encontró? En el caso específico de Línea Amarilla (Lamsac) la comisión halló que el concesionario –inicialmente en manos de la brasilera OAS hasta 2016 cuando fue vendida a Vinci– usó un reajuste que no era acorde con la estructura de financiamiento autorizada al cierre financiero del proyecto, toda vez que consideró que el financiamiento para el proyecto se realizaría en su totalidad en moneda local (soles).

Cuando el cierre financiero quedó establecido con una estructura basada en 13% en moneda local y 87% en moneda extranjera (dólar americano).

Así –dice el documento aprobado– el concesionario realizó un cálculo inadecuado (tomando como base 100% la variación de la inflación en Perú) cuando debió tomar como base 50% de la variación de la inflación de Perú aunado al 50% de la variación del tipo de cambio. (Ver cuadro)

En ese sentido, la Comisión determinó que desde el inicio de la explotación hasta marzo de 2019, Lamsac obtuvo una recaudación neta mayor en S/ 28,953 millones por la inadecuada aplicación del reajuste tarifario. (Ver cuadro)

Igualmente, siguiendo lo establecido en la cláusula 9 del contrato de concesión –relacionado al reajuste de las tarifas de los peajes– la Comisión de Defensa del Consumidor realizó el cálculo de la evolución de los mismos, en el supuesto que no se hubieran incluido modificaciones (como adendas o tratos directos) y usando adecuadamente los parámetros para el reajuste bajo la estructura financiera establecida al cierre financiero, el precio actual del peaje debe ser de S/ 4.40 y no S/ 5.70 como actualmente se cobra. (Ver cuadro)

La pesquisa congresal también reveló que, desde octubre de 2013 hasta marzo de 2019, como resultado de la suscripción de adendas y tratos directos que cambiaron las condiciones pactadas en el contrato de concesión aunado a la inadecuada aplicación del reajuste en los precios de los peajes, Lamsac obtuvo una mayor recaudación en casa unidad de peaje autorizada.

Por lo que, de no haberse cambiado las condiciones inicialmente pactadas, la recaudación entre el 2013 al 2019 hubiera sido menor en S/ 270’343,010.78 (con IGV).  (Ver cuadro)

La Comisión de Defensa del Consumidor determinó que bajo las condiciones iniciales del contrato de concesión la recaudación neta desde el inicio de la explotación hasta marzo de 2019, hubiese sido menor en aproximadamente S/ 229’104,246.42 (sin IGV).

A lo que se suma que la recaudación anual neta durante cada año sería superior y representaría aproximadamente 145% de los ingresos anuales estimados en la iniciativa privada.

Rutas de Lima

En el caso de Rutas de Lima , el informe de la Comisión de Defensa del Consumidor halló que el concesionario viene realizando el cobro en exceso de las tarifas por peaje –desde el 29 de diciembre de 2016 hasta al menos el 31 de diciembre de 2019– lo que se vio reflejado en la recaudación que obtuvo en ese periodo, la que al 29 de mayo de 2019, asciende a S/ 592’725,281.86.

Básicamente por el incumplimiento de las obras obligatorias establecidas en el contrato de concesión como requisito para el reajuste de los peajes. ¿Cómo es la historia? De acuerdo al contrato concesión (específicamente en la cláusula 10 y anexo 6) el concedente se encontraba obligado a realizar incrementos en las tarifas de los peajes hasta que se termine con la ejecución de las obras obligatorias para lo cual se definió un cronograma de incrementos. (Ver cuadro)

No obstante, el 30 de junio de 2016 se firmó un ‘acta de acuerdo entre la MML y Rutas de Lima’ a fin de ajustar los mecanismos de compensación a favor de la empresa a fin de reducir el impacto que se generase al usuario, definiéndose en nuevo cronograma de reajuste de tarifas. (Ver cuadro)

En la acta se indicó que el 21 de diciembre de 2016, correspondía el segundo reajuste, si las obras obligatorias del tramo Panamericana Norte, nuevo peaje del tramo Panamericana Norte (sentido norte) y el túnel Benavides en el tramo de la Panamericana Sur estaban concluidas; mientras que para el 1 de julio de 2017 vendría otro ajuste si las obras de los sub-tramos 1 y 6 del tramo Ramiro Prialé se encontraban concluidas y finalmente para el 20 de diciembre de 2017 se haría un último alza, si todas las obras obligatorias del tramo Ramiro Prialé se encontraban terminadas.

No obstante, los incrementos posteriores fueron resultados –advierte el informe– de los acuerdos efectuados entre la Municipalidad Metropolitana de Lima y Rutas de Lima dejándose de lado el cumplimiento de las obras obligatorias acordadas en junio de 2016. (Ver cuadro)

Así, como parte de las pesquisas la comisión congresal constató que las obras obligatorias definidas en el contrato de concesión y en las actas de acuerdos no fueron culminadas en su totalidad hasta el 31 de marzo de 2019, por lo que en cumplimiento al cronograma de reajuste de tarifas 30 de junio de 2016, corresponde mantener las tarifas aplicables al 4 de agosto de 2016, fecha en la que las tarifas no estaban sujetas a algún porcentaje de avance de las obras obligatorias. Con lo cual el peaje debería bajar de S/ 5.50 a S/ 4 en el tramo de la Panamericana Norte.

Mientras que en el tramo de la Panamericana Sur el peaje debe bajar a S/ 4.50 para los vehículos particulares.

En cambio, en el tramo de Huaylas el peaje debe bajar a S/ 3.50 para los vehículos particulares.

Cabe resaltar que el avance de las obras obligatorias de Rutas de Lima –al 31 de marzo– es de 47.97%.