Por: Alejandro Hernández

José Ignacio López Ramírez- Gastón nació en Barcelona, España en 1968. Él es principalmente un artista sonoro, investigador musical y productor. Empezó su trabajo musical en los años 80 e inicio un proyecto llamado “El Lazo Invisible” que hasta el día de hoy sigue vigente después de más de 20 años. Tiene una maestría en Computer Music de la Universidad de California en San Diego. Es el creador de una disquera independiente llamada “Discos Invisibles”. Acá en Lima fue dueño del Centro Cultural El Local en Miraflores.

1) ¿Cuáles son las limitaciones en cuanto a la clasificación de música?

Esto tiene que ver mucho con la discusión contemporánea sobre los estereotipos musicales. Por ejemplo, agarras un charango, te pones un chuyo y tocas un cajón con un ritmo recontra manoseado negroide y tu música es considerada “peruana”. Esto puede ocurrir con cualquier disfraz o imagen que alguien represente. Al fin y al cabo cualquier género de música que una persona de cierto país toque o produzca va a ser perteneciente de aquel mismo y no por los estereotipos establecidos con sonidos o apariencias en particular.

2) ¿Cuál es la razón por el termino “invisible” en tu proyecto y disquera?

El Lazo Invisible es un proyecto a largo plazo de experimentación sonora sin ningún tipo de estilo musical determinado que ha pasado por muchísimas etapas y seguirá pasando por otras en algún momento. La invisibilidad es aquella son las diferentes etapas indefinibles por las que ha pasado el proyecto mientras que el lazo es lo que une todo los elementos como parte de un solo proyecto. Al tener la ambigüedad en la discusión sobre que música pertenece a que, hay ciertos elementos “invisibles” que pueden hacer que la música sea peruana sin tener alguna relación con los estereotipos. De alguna manera las preguntas que quedan al aire y no se pueden clasificar llegan a ser invisibles.

3) ¿Cómo decidiste empezar a hacer música electrónica?

Bueno, primero empecé como guitarrista, como cantante, de ahí me obsesione con los sintetizadores y las cajas de ritmo, luego con los controladores a través de las computadores y posteriormente a las laptop. Ya con las laptop empecé a utilizar diversos software y últimamente trabajo con programas de edición visual y señal de audio como Pure Data. Ahorita principalmente uso Pure Data ya que es una chambaza y es un poquito denso.

4) ¿Asocias los sonidos que produces en el software Pure Data con instrumentos tradicionales?

Normalmente no, lo esencial son los sonidos base. Utilizo sonidos armónicos y no armónicos en base a grabaciones de campo con los que creo paletas de trabajo. Principalmente trabajo en vivo mas que generar piezas.

5) ¿Cómo fue el proceso de creación de tu álbum Azar(sub)?

El álbum Azar(sub) es un experimento, agarre piezas de otro disco que ya tenía. Esas las deforme completamente y las utilicé de base y toque teclado encima de esas bases. Los temas son piezas instantáneas, ya que tenia un máximo de media hora para cada composición. La idea era que lo que creara en 30 minutos ya tenia que ser una pieza completada. Ese es el proceso de ese disco, pero cada uno que he hecho tiene una idea conceptual diferente. El Azar(sub) era una especie de regreso a lo harmónico porque justo antes estuve trabajando mas con ruido, lo que sirvió como base o como una alfombra para las harmonías lentas y minimalistas del teclado. Por otro lado también era una especie de tributo a la revolución minimalista como origen de la música electrónica.

6) ¿Creas tu música para un público específico o para ti mismo? ¿Quieres transmitir un mensaje o tienes principalmente una satisfacción personal?

No la hago para un público específico porque sino estaría haciendo otro tipo de música. En ese caso ya estaría negociando. La cantidad de público que yo podría tener es mínima y no me interesa tampoco tener mucho público porque sino cambiaria mi estilo musical a algo mas digerible. Por ahora también la música experimental electrónica en el país está de bajada después de haber tenido un boom en el año 2000 hasta el 2006. En esa época pude haberle dado más importancia a un público pero hoy en día lo hago por un placer personal y bien por los que gusta y también por los que no.

7) ¿Cómo se llega a desplazar y circular tu música?

Acá en Lima hay circuitos musicales donde todo el mundo dice: “!Ah! ¡Vamos a ver este concierto! y este tipo de música no cabe en esa categoría y por eso yo simplemente la subo al internet y espero a ver que pasa. La verdad es que no hay mucho contacto con el público, no llegas a sentir que hay un público que le encanta lo que estas produciendo, simplemente lo dejas al aire y no aplauden tu trabajo, pero aun así lo bajan a sus computadoras y lo escuchan.

8) ¿Cuál fue el cambio más grande que tuviste con respecto a lo que hacías antes de producir música a través del internet y qué influencias hay en tu trabajo?

En un momento de mi vida tome una decisión con respecto a la música popular y me aburrí de la música controlada por los medios de difusión como la radio. Esto para mi fue algo más drástico de lo que es para la juventud hoy en día debido a los net labels. Una vez que salieron estos net labels me empecé a relacionar con esta difusión de música por internet. El siguiente paso fue empezar a escuchar a los grupos independientes en una especie de rechazo de la cultura mediatizada de la música. De ahí me dedique a solamente escuchar proyectos de personas que yo conocía. Primero empecé en los circuitos de música electrónica y después me salí completamente de esos porque se empiezan a formar las pequeñas mafias, los grupos, los amigos y se convierte en un discurso interno en el cual siempre aparecen artistas que son los mas “cool”, “hipsters” o que están de moda y eso me empezó a incomodar. En cuanto a las influencias, yo podría escuchar el disco de algún conocido o desconocido en el otro lado del mundo y tomar algo de influencia de ese trabajo sin que esa persona tenga una idea de que esta ocurriendo y a su vez me podría pasar a mi mismo. Un músico que me encanta sería Shinjiro Yamaguchi, un japonés que saco un disquito que me pareció alucinante que probablemente no lo escucha ni su mamá. Trate de contactarlo para ver si tenía más música que me podría enviar, pero no había manera de comunicarse con el ya que ni hablaba ingles, pero igual me quede con un disco que me gusta. Eso sería un ejemplo de una persona que no pertenece a ningún circuito ni género específico musical y ese el tipo de música que me gusta. En algunos de mis álbumes del hay influencias minimalistas, experimentales y de ruido. Anteriormente cuando viajaba más iba a festivales de música electrónica, de música experimental o de computer music donde todos los artistas intercambian un montón de discos entre ellos y esa era el mecanismo que usaba yo para escuchar música. Todas esas personas al igual que yo no tienen una intención mediática, de vender un producto o de lograr entrar en circuitos.

7) ¿Qué me podrías decir en cuanto a la computadora como instrumento?

La computadora es un instrumento intelectual ya que no es como una guitarra o un teclado que serían instrumentos musculares donde la tienes que sudar físicamente.

8) ¿Cuál es tu punto de vista en cuanto a la música electrónica en el país? ¿Podría desaparecer la música experimental electrónica?

Bueno, la música experimental, ruidosa y extraña ha bajado radicalmente. No hay espacios en los conservatorios ni universidades donde se pueda aprender bien sobre la música electrónica académica. Como no hay ningún entrenamiento, ni historial, ni cultura, ni especialistas, ni preparación en cuanto a la música electrónica, esto afecta al ambiente. El ambiente popular debe nutrirse de música académica como el minimalismo de Phillip Glass ya que son la base de géneros de música electrónica como el techno y el minimal dance que llegan al ambiente popular a través de los medios, lo cual los limita. La música experimental electrónica puede estar de bajada pero nunca va a desaparecer porque siempre habrá algún artista o artistas que la produzcan y hasta se vuelvan un poco de moda en algunos ambientes. Luego estos desaparecen y su música se queda escondida en algún hueco subterráneo de Lima y vienen otros. Con este tipo de música puede haber un concierto de dos artistas para un público de 3 o 5 personas.

9) ¿Te ves haciendo este mismo tipo de música en un futuro cercano?

Yo creo que si seguiré haciendo lo mismo ya que es un asunto de disfrute personal y no tengo intenciones mediáticas, ni populares, ni de propaganda. Mi intención a largo plazo es lograr que haya un sustento o la base necesaria como para que hayan espacios abiertos para trabajar con este tipo de cosas. Esto seria a través de cursos en las universidades, talleres, exposiciones y conciertos que dejen la puerta abierta a personas con la intención de experimentar musicalmente. Es un tema complicado ya que en el ambiente popular uno no tiene las posibilidades de desarrollarse por la falta de conocimiento e información. Esta misma fue la razón por la que decidí hacer mi maestría en Computer Music. La idea es brindarle una opción adicional a las personas para poder crear música distinta a lo que pueden acceder y aprender en el ambiente de hoy.


Fuente: http://apreciaciondelarteulima1.blogspot.com/2013/07/entrevista-jose-ignacio-lopez-ramirez.html