Este martes nos enteramos que el ex presidente del Perú, Francisco Morales Bermúdez, fue condenado a cadena perpetua por la justicia italiana —junto a otros exmilitares de Bolivia, Chile y Uruguay— por uno de los crímenes cometidos en el marco del denominado Plan Condor.

¿Pero qué fue el Plan Condor?

  • Se trató de una operación orquestada entre las seis dictaduras sudamericanas que gobernaban en Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia, para perseguir y eliminar a opositores —la izquierda y el comunismo— durante las décadas 1970 y 1980, tal como narra el libro del periodista chileno Francisco Martorell ‘Operación Cóndor, el vuelo de la muerte. La coordinación represiva en el Cono Sur’.

¿Cuándo se originó?

  • El 28 de noviembre de 1975, en Chile, en una reunión de seguridad encabezada por Manuel ‘Mamo’ Contreras —cerebro de la policía secreta chilena, conocida como DINA o División de Inteligencia Nacional. Esto ocurrió bajo el régimen dictatorial de Augusto Pinochet, como queda establecido en el libro ‘Operación Cóndor: 40 años después’_, publicado por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de la Unesco.

¿Cómo se originó?

  • Documentos redactados durante la dictadura paraguaya de Alfredo Stroessner —los denominados ‘Archivos del Terror’ que fueron descubiertos por el abogado Martín Almada en Paraguay, en 1992— revelan que Estados Unidos ayudó a planificar el terrorismo de Estado mediante la CIA. El periodista angloestadounidense, Cristopher Hitchens, sostuvo que el secretario de Estado, Henry Kissinger, fue el ideólogo de este plan represivo.

¿En qué consistía?

  • Buscaba lograr el intercambio de información entre los países del Cono Sur sobre supuestos ‘subversivos’. Como tuvo lugar en el marco internacional de la Guerra Fría, el principal objetivo era luchar contra el comunismo y evitar su expansión en la región.

¿Cómo operaba?

  • Las Fuerzas Armadas de los distintos países participantes organizaban operativos de inteligencia, según relata Nilson Mariano en su libro ‘Operación Cóndor. Terrorismo de estado en el Cono Sur’. Dado que en la región reinaba las dictaduras, los ejecutantes se desplazaban libremente en el territorio de los países vecinos para secuestrar, desaparecer o asesinar.

¿Dónde operaba?

  • Uno de sus principales puntos de operación fue en un centro clandestino de detención y tortura en Buenos Aires, conocido como Automotores Orletti, nombre que decía en la entrada, aunque los militares lo denominaban ‘El Jardín’, según el libro publicado por la Unesco.

¿Quiénes más estuvieron involucrados?

  • El investigador estadounidense John Dinges en su libro de 2004 ‘The Condor Years: How Pinochet and His Allies Brought Terrorism to Three Continents’ señala que “Brasil, Ecuador y Perú se unieron más tarde como Cóndor seis, siete y ocho”. (Cada país miembro se identificaba con un número).

¿Quiénes (no) pagaron por sus actos?

  • Augusto Pinochet, de Chile, negó estar vinculado al plan hasta su muerte, en 2006. Alfredo Stroessner, de Paraguay, murió en Brasil a salvo de la Policía. De momento, hay 21 imputados por asociación ilícita y/o privación ilegal de la libertad. Solo 8 exmilitares de la región han sido condenados por la muerte de 33 de italo-latinoamericanos.

¿Cuáles fueron los casos más impactantes?

*El 21 de septiembre de 1976, en pleno Washington D.C., el excanciller chileno Orlando Letelier fue asesinado en un atentado bomba, según los archivos desclasificados de la CIA. También el expresidente boliviano, Juan José Torres, en Buenos Aires. Joaquín Zenteno Anaya, embajador de Bolivia asesinado en París.

¿Cuántas víctimas dejó?

  • Según los ‘Archivos del Terror’ el plan Cóndor dejó un saldo de 50 mil muertos, alrededor de 30 mil desaparecidos y 400 mil presos. Esto sin contar las torturas, exilio, persecución y vigilancia a los ‘enemigos políticos’.