Graciela Villasís Rojas

El 10 de mayo último, el actual jefe del área jurídica del Congreso, Wilfredo Ponce de León, viajó a Tarapoto, San Martín. No lo hizo en su calidad de funcionario público. Tampoco fue un viaje de representación. Según dos testigos que declararon a la fiscalía, Ponce de León se presentó como abogado de Keiko Fujimori Higuchi y los buscó para preguntarles sobre un presunto vínculo familiar entre el coordinador del equipo Lava Jato, Rafael Vela, y personas allegadas al congresista Rolando Reátegui.

Este último es uno de los principales testigos que afirman que la ex candidata presidencial habría recibido aportes fantasmas para su campaña presidencial del 2011. La declaración de este congresista fue determinante para la detención de la lideresa de Fuerza Popular.

Micaela del Águila Vela, contadora de Supermercados La Inmaculada, de propiedad de Rolando Reátegui, recibió la visita de Ponce León la mañana del 10 de mayo. Ella relató a la fiscalía que el funcionario del Congreso le dijo: “Voy a ser directo. Yo soy el abogado de Keiko Fujimori, vine a cerciorarme si usted tiene algún vínculo con el fiscal Vela […]”. “Me preguntó: ‘¿Es familiar suyo?’. A lo que dije que no, que no lo conozco y él me dijo: ‘Yo sé que no son familiares y sé que el fiscal Vela viene de Chiclayo’. También me preguntó si el señor Rolando Reátegui Flores es familiar del fiscal Vela, a lo que respondí desconozco. Luego de eso, me dijo: ‘Qué raro que sigas trabajando aquí porque yo he leído tu declaración y ahí dice que ya no estás trabajando aquí’”, indicó.

Micaela del Águila se reunió con Wilfredo Ponce de León en Tarapoto.

Del Águila describió esta visita ante el fiscal del equipo Lava Jato Walter Villanueva. El ingreso del funcionario quedó registrado en las cámaras de seguridad del local comercial.

Durante su estadía en Tarapoto, Ponce de León también se comunicó con otra testigo del Caso Fujimori, Rosa Guadalupe Uyejara García de Reátegui. Ella declaró a la fiscalía: “Mi guardián de nombre Roberto Pinedo Saavedra, quien me refirió que me estaba buscando [Ponce de León] para entrevistarse conmigo. […] Luego a las 5:29 p.m. me llama nuevamente del mismo teléfono y me dice que se encontraba en mi domicilio. [Ponce de León] me dijo que venía por la señora Keiko Fujimori. Me preguntó si el señor Reátegui era pariente del fiscal Vela. Le manifesté que desconocía […]”.

El Comercio buscó la versión de Ponce de León, quien no respondió nuestras llamadas. Según información a la que accedió este Diario, el día que Ponce de León viajó a Tarapoto, este solicitó licencia para no asistir al Parlamento.

En declaraciones a este Diario, Giulliana Loza sostuvo que ella y su equipo son los únicos representantes legales de Fujimori y desconoce las motivaciones de Ponce de León para viajar a Tarapoto.