Graciela Villasís Rojas

El ex presidente de la constructora brasileña OAS Adelmario ‘Leo’ Pinheiro Filho, así como tres ex ejecutivos de la empresa, confesaron a los fiscales peruanos que Luis Castañeda Lossio, antes de asumir la Alcaldía de Lima por tercera vez, conminó a la empresa a no seguir invirtiendo en el proyecto Río Verde, promovido por la entonces burgomaestre Susana Villarán. De lo contrario, les advirtió que lo cancelaría. Esta declaración la brindó el colaborador N°110 ante los fiscales del equipo Lava Jato, Carlos Puma Quispe y Milagros Salazar Paiva, en la ciudad de Sao Paulo, en Brasil, el pasado 15 de marzo.

“Dentro del proyecto Línea Amarilla, la concesionaria tenía la obligación de hacer un aporte de aproximadamente US$70 millones para el proyecto Río Verde y, dentro del contrato de construcción, OAS tenía como obligación ejecutarlo […]. Entonces, la gestión de Susana Villarán presentó un proyecto llamado un máster plan muy grande llamado Río Verde [y] los US$70 millones no eran suficientes para cumplir con dicho máster plan […]. Durante la etapa final de negociaciones, creo que más o menos entre setiembre u octubre del 2014, en que Luis Castañeda ya apuntaba como favorito, Leo Pinheiro recibió una orientación de Luis Castañeda que no siguiera con ese proyecto porque no era su programa de gobierno y que si suscribía ese contrato, al día siguiente lo cancelaría”, indicó el mismo colaborador.

Era setiembre del 2014, faltaba un mes para que Castañeda fuera elegido alcalde de Lima. Los ejecutivos Ricardo Ulm Da Silva y Clayton Gonçalves Holanda, quienes se encontraban trabajando en la etapa final del cierre del contrato durante la gestión de Villarán, presentaron algunas observaciones al documento para evitar firmarlo.

Después de las elecciones municipales del 5 de octubre del 2014, Castañeda y Leonardo Fracassi Costa, ex director de obras de OAS, se reunieron con sus asesores para definir qué proyectos viales se ejecutarían en reemplazo de Río Verde, antes llamado Línea Amarilla. “Ricardo Ulm Da Silva participó en varias reuniones hasta que se definió [construir] el ‘by-pass’ de 28 de Julio. A partir de ese momento se hicieron estudios más detallados para que durante los primeros días del gobierno del nuevo alcalde se pudiera anunciar ese proyecto”, señaló el mismo colaborador.

“Algunas de esas reuniones técnicas incluso fueron en la oficina de OAS […]. Durante toda la etapa de aprobación del proyecto del presupuesto participaron los asesores del alcalde”, añadió.

Otro colaborador, el N° 101, brindó detalles sobre cómo Pinheiro buscó un acercamiento con el ex alcalde a través de Giselle Zegarra, quien fue funcionaria de su gestión, porque sabía “que Castañeda tomó de forma personal los cambios que se habían hecho en el proyecto [original que él inauguró llamado Línea Amarilla y que luego fue cambiado a Río Verde] por Susana Villarán y asumió ello como si OAS hubiera tomado partido a favor de la entonces alcaldesa”.

El colaborador N° 120 entregó a los fiscales Puma y Salazar un correo electrónico de fecha 21 de noviembre del 2014 en el que se “comprueba que los ejecutivos de OAS estuvieron trabajando para el ‘by-pass’ de 28 de julio, antes de que se inicie el gobierno de Castañeda y al mismo tiempo estábamos retrasando el proyecto Río Verde que era [la] voluntad de la señora Villarán”.

—Descargos—
Este Diario se comunicó con Jaime Villafuerte, persona de confianza de Castañeda, a quien se le informó sobre lo consignado en esta nota. Sin embargo, no nos respondió.

—Las conversaciones por WhatsApp—
En marzo del 2015, Leonardo Fracassi, de OAS, firmó la adenda al contrato de fideicomiso de Línea Amarilla con la Municipalidad de Lima, la cual anuló la construcción del proyecto Río Verde, aprobada durante la gestión de Susana Villarán, para financiar el ‘by-pass’ de 28 de Julio con el fideicomiso de US$74,5 millones que se había destinado para ese proyecto.

Asimismo, Fracassi fue mencionado en las conversaciones de WhatsApp entre Adelmario Pinheiro, presidente de OAS, y Giselle Zegarra, ex gerenta de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima durante la gestión de Castañeda. En noviembre del 2014, Zegarra le indica a Pinheiro: “No pueden firmar el contrato por Río Verde. Estoy secuestrando a Fracassi. Estoy con él […] va a ser un gran problema si firman”.