En la mayoría de trabajos, es natural que los colaboradores estén interesados en realizar un línea de carrera. Sin embargo, no todas las personalidades son las adecuadas para liderar un equipo de trabajo. Es fundamental que los jefes identifiquen a los empleados adecuados para ascender.

Si le ofrecen una promoción para dirigir a su equipo, dé un paso atrás y considere si realmente es adecuado para este rol. Durante este proceso, puede tomar en cuenta los consejos que brinda Forbes para verificar si está apto para asumir responsabilidades de administración.

1. Tener presente qué habilidades se necesita para liderar
Las personas pueden ser exitosas como contribuyentes individuales, pero pasar a un rol de liderazgo cuando ciertas habilidades no están ahí llevará a muchas dificultades. Es importante ser lo suficientemente humilde como para saber rechazar la promoción si no está listo.

2. Se preocupa más por el éxito de otros que obtener el crédito
Obtener el puesto de líder resulta atractivo por las razones equivocadas. Muchos lo desean debido al estatus, el dinero y el poder. Los verdaderos líderes tienen un deseo innato de jugar un papel activo en el éxito de otros que trasciende las necesidades de su ego.

3. Está dispuesto a renunciar a sus tareas diarias
Cuando amas las tareas diarias de tu trabajo, cambiarte a una posición gerencial podría significar renunciar parcialmente a ellas. ¿Está bien para usted dejar de trabajar en lo que le gusta para impulsar a sus compañeros adelante?

4. Aceptar los imprevistos
La diferencia entre el éxito y el fracaso en el liderazgo es el deseo y la capacidad de abrazar la incertidumbre, la ambigüedad, la volatilidad y la vulnerabilidad.

5. Disfruta enseñando a otros
Los mejores gerentes son grandes maestros, especialmente con los empleados nuevos. El crecimiento, desarrollo y la mentoría contribuyen a un mejor desempeño, por lo que el equipo tendrá éxito. Los excelentes maestros también son aprendices, lo que le permite escuchar atentamente las ideas de su equipo y crear nuevos enfoques.

6. Ayuda a otros a desarrollarse y crecer
Convertirse en gerente requiere cambiar la mentalidad de “lo que hay para mí” a “lo que hay para los demás”. Su trabajo ahora se convierte en desarrollar la capacidad de otros para tener éxito en su papel.

7. Está cómodo con el conflicto
Los líderes deben estar dispuestos a tener una conversación crucial que pueda parecer un conflicto, así que evalúe su comodidad al tratar con conversaciones difíciles. Los líderes deben sentirse cómodos para definir claramente los objetivos, responsabilizarse y garantizar congruencia.

8. Sabe satisfacer las necesidades del equipo
Recuerde que los gerentes deben pasar de tener una mentalidad de contribuyente individual a hacer las cosas con y a través de otros. Para tener éxito, debe estar listo y dispuesto a destacar los talentos y logros de los demás. También a ser flexible en su enfoque para que pueda trabajar con las necesidades de los miembros de su equipo.

9. Acepte que no puede complacer a todos
Entrar en una posición gerencial significa que debe liderar el equipo y no todos estarán de acuerdo con sus elecciones. Tiene que estar de acuerdo con ese tema. Saber qué es lo mejor para el equipo y guiarlos con sus mejores intereses en mente es lo que ganará respeto a largo plazo.

10. Siente como un líder
Una señal para saber si usted es material administrativo es saber que  es el líder en su equipo actual. Si es así, considere que está listo para pasar al siguiente nivel. Es importante saber que usted es un líder antes de dar el salto, dado que la administración requiere mucho liderazgo.