Un 25 de febrero de 1950 nació en Lima una de las mujeres símbolo de los niños, ella es Yola Polastri, una figura de la televisión que dedicó gran parte de su vida a producir programas infantiles tipo show y sacando un sinfín de temas musicales que aún suenan en celebraciones tanto de grandes como de chicos.

Yola fue la menor de cuatro hermanos y desde muy chica se involucró con el mundo del arte, participando desde muy joven en el ballet de Diana Kane y en el ballet de danza moderna de Trudy Kressel, destacadas figuras de la danza clásica en Lima.

Luego de unos años en estos talleres decidió inclinarse por la actuación e ingresó al club de teatro de Lima, su talento la llevó rápidamente a la televisión y participó en la que sería su primera telenovela El adorable profesor Aldao, donde trabajó junto a actrices como Patricia Aspillaga y Regina Alcover.

Pero Yola no sentía que su camino sería el de actuar en novelas, ella quería tener un programa propio y la oportunidad le llegaría con El mundo de los niños, primer programa de corte infantil que dirigió, luego pasaría a ser Los niños y su junio, un programa de las mismas características con canciones, juegos y concursos, en donde contaba con un ballet de niñas disfrazadas de muñecas que preparaban divertidas coreografías.

Desde 1970 hasta 1994 sus programas se mantenían en los primeros lugares de popularidad, no había teatro en el cual no se presentara y la tele audiencia la prefería, luego su programa pasó a llamarse Hola Yola.

Yola se convirtió en un personaje de culto no sólo para los niños sino para toda la familia que la sintonizaba y disfrutaba con sus más de 400 canciones infantiles. Hasta hoy las personas de la generación de los 70, 80 y 90 recuerdan temas como “eco”, “La Gallina Turuleca”,”Mi ranchito”, “El Telefonito”, etc.
Sus programas fueron la escuela para muchos niños que hoy son talentosos actores y comediantes como Jorge Benavides, Alberto Beingolea, entre otros quienes eran llamados burbujitas en su programa.

Terminando la década de los 90 y viendo que su programa empezaba a perder fuerza producto de programas concurso más modernos, Yola lanzó una nueva producción llamada Yola Rocker, pero no logró tener la audiencia esperada, así que decide dejar la televisión y hacer shows particulares en teatros como en el Canout o el Marsano.

Yola Polastri a pesar de los años continúa vigente luciendo una extraña delgadez, trajes coloridos y diversas pelucas, con sus más de 41 años de vida artística continúa siendo la reina de los niños y la de los padres que cantan voz en cuello sus divertidas canciones.