Elias Garcia

Cálidda informó que debido a un incremento en las inversiones que va a realizar para llevar el servicio a nuevos usuarios en su área de concesión, se produciría un aumento en las tarifas del gas natural que distribuye esa empresa en Lima y Callao.

La empresa explicó a Gestión que el incremento tarifario sería del 11% en la factura del usuario final (residencial), lo que representaría un incremento de menos de un sol.

En el caso de los usuarios industriales, Cálidda estimó que el incremento podría ser inclusive menor al residencial, debido al mayor consumo de ese sector.

Por su parte, el Osinergmin (organismo a cargo del proceso de fijación de las tarifas del gas natural en la capital), informó que no puede adelantar ninguna información sobre el impacto que habría en las tarifas del gas,mientras dure el proceso regulatorio.

“La propuesta presentada por Cálidda será analizada de manera técnica por Osinergmin. De acuerdo al cronograma, la primera semana de agosto, Osinergmin publicará su resolución”, anotó el citado organismo, al ser consultado sobre este tema por Gestión.

Las causas del ajuste
Al explicar a este diario las causas del posible ajuste, Cálidda recordó que el 27 de mayo presentó en audiencia pública su plan quinquenal 2018-2022 , nuevo plan de inversiones y metas de conexiones, en el cual propone invertir alrededor de US$ 600 millones. Esto, indicó, permitirá conectar a cerca de 650 mil usuarios nuevos, con lo que, al cierre del 2022, 1 millón 200 usuarios contarían con gas natural en sus domicilios.

“Al haber un incremento en las inversiones (pues anteriormente se planteó invertir alrededor de US$ 350 millones) y que se destinarán en un 100% a los usuarios residenciales, lo que corresponde es que el regulador incorpore esa inversión en la tarifa”, precisó.

Subsidio a conexiones
Por su parte, el experto en temas energéticos, Rafael Laca, objetó que el ajuste se plantee, vinculado además, según indicó, a una solicitud de la empresa, para que el Gobierno mantenga la promoción de la instalación de nuevas conexiones domiciliarias de gas natural en Lima y Callao, y que es financiado a través del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) por usuarios eléctricos.