Unos 6,000 ciudadanos venezolanos ingresaron al Perú en los últimos dos días, es decir el doble del flujo cotidiano, antes de que este sábado se comience a exigirles visa y pasaporte. Y se espera una cifra aún mayor para este viernes.

“Entre el 11 y 12 de junio han ingresado más de 6,000 venezolanos a territorio nacional”, dijo a la agencia Andina Wilmer Dios, gobernador de Tumbes, por donde ingresan casi la totalidad de estos migrantes.

En tanto, para el viernes 14 se espera el ingreso de entre 7,000 y 7,500 venezolanos, informó a RPP Noticias Luis Figueora, intendente del Centro Binacional de Atención en Frontera (CEBAF) de Tumbes.

Por ello desde este miércoles se ha puesto en ejecución el plan de contingencia en el que migraciones, policía nacional y gobierno regional con gobiernos locales redoblan esfuerzos para recibir y agilizar el tránsito de los migrantes.
Hacen largas colas para entrar

“El año pasado, con una medida parecida del gobierno central, se llegó a atender en este centro a 7,500 venezolanos… Hasta el momento no hemos tenido problema para procesar el ingreso de ciudadanos que se ha elevado considerando los anuncios del gobierno”, agregó.

Wilmer Dios informó que, de momento, solo se exige a los ciudadanos extranjeros documentación básica como cédula de identidad y tarjeta andina para permitir el ingreso al país.

Desde el anuncio del presidente de la República, Martín Vizcarra, RPP Noticias pudo constatar la formación de largas filas de migrantes venezolanos apostados en el paso fronterizo de Tumbes.

Alegando razones de seguridad, el Gobierno anunció la semana pasada que los venezolanos necesitarán a partir de este 15 de junio una visa humanitaria, además del pasaporte, para ingresar a Perú, donde ya hay unos 800,000 migrantes de ese país.