Diego Quispe

Al iniciar el Pleno de ayer, el desenlace era predecible. Independientemente de las respuestas de la ministra de Educación, Flor Pablo, frente al pliego interpelatorio de 29 preguntas, el fujimorismo y parlamentarios conservadores iban a insistir con eliminar el enfoque de género del currículo escolar. Aunque esta vez no tuvieron éxito.

La ministra Flor Pablo acudió temprano a defender su plan pedagógico frente a las críticas que recibieron los textos escolares del Ministerio de Educación (Minedu) por unos links de información adicional que son considerados de contenido pornográfico por la oposición.

La bancada de Fuerza Popular promovió desde el mes pasado la interpelación a la titular del Minedu. Pero cuando ella ingresó a Pasos Perdidos, puntual y serena, solo 65 congresistas estaban presentes en el Hemiciclo. Y la ausencia más notoria era la fujimorista.

Antes del inicio de la sesión, que duró poco más de 12 horas, el congresista liberal Gino Costa advirtió que el fujimorismo apunta a lapidar las políticas educativas del Ejecutivo. “En menos de dos años y medio, ya son tres ministros de Educación interpelados”, recordó en conferencia de prensa.

Si bien el fujimorismo y el Apra han sostenido que no buscan censurar a la ministra de Educación, sus antecedentes con las interpelaciones a los exministros Jaime Saavedra y Marilú Martens los delatan.

Ambos extitulares del Minedu al final fueron censurados.

En el Hemiciclo, pese al tenso clima, la ministra Pablo Medina, antes de responder el pliego interpelatorio, aclaró que el enfoque de género es un indicador presente en las políticas de su sector desde hace 10 años. Con esas palabras inició la defensa de l currículo escolar y la aclaración de las denuncias que afrontan trabajadores de su cartera.

Género y medidas

“En nuestro país, ocho de cada 10 casos de violencia sexual tienen como agresor a un familiar”, expresó Pablo. También recordó que una sentencia de la Corte Suprema ratifica la implementación del enfoque de género en el currículo.

Datos brindados por la ministra en su intervención detallaron que en la actualidad, producto de la carencia de la igualdad de género, 26% de las mujeres no estudian y se dedican a tareas del hogar, por cada varón hay tres féminas analfabetas y entre el 2013 y 2019 se han reportado más de 11 mil casos de violencia sexual y 14 mil 360 de agresiones físicas en las escuelas.

Pero las protestas fujimoristas desviaron los argumentos y demandaron saber qué medidas se tomaron contra los trabajadores que implementaron links de contenido inadecuado. La ministra respondió que su despacho ya requirió al Ministerio Público y la Procuraduría del Minedu investigar a cinco presuntos responsables.

“Es preciso señalar que al inicio del proceso disciplinario, se aplicó la medida cautelar a los servidores separándolos de sus funciones mientras se desarrolle el proceso disciplinario”, apuntó.

Intervenciones hostiles

Al comenzar el rol de oradores, el vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, dijo que su bancada no pide la censura de Pablo Medina. Sin embargo, cuando intervino su colega fujimorista Tamar Arimborgo, pidió la cabeza de la ministra de Educación e insultó al gobierno.

“El señor Martín Vizcarra, para mí, su gobierno se llama incapacidad e ineptitud, y su ministerio (de Educación) para mí es Sodoma y Gomorra”, exclamó.

Del mismo modo, el legislador y representante de “Con mis hijos no te metas”, Julio Rosas, persistió en que el Minedu retire la palabra “género” de todos los textos escolares. A ese coro se unieron sus colegas de FP Nelly Cuadros, Juan Carlos Gonzales y Esther Saavedra.

En medio de estas agrias palabras, la congresista de Nuevo Perú Tania Pariona recordó que en las campañas electorales del 2011 y 2016, la lideresa de FP, Keiko Fujimori, se alió con los pastores Rodolfo Gonzales y Alberto Santana. Ambos son conocidos por sus discursos homofóbicos y misóginos.

“¿Cómo no vamos a defender el enfoque de igualdad de género que nos permite revisar cómo a las niñas nos han acuñado como objetos sexuales?”, sostuvo Pariona.

En la misma línea, el vocero de Alianza para el Progreso (APP), César Vásquez, consideró que los movimientos conservadores critican a la ministra con fines políticos. “Nos preocupa que un conocido colectivo que sale a las calles haya ido a reclamar un kit electoral para formar un partido político”, refirió.

Por la tarde, en un cuarto intermedio, la ministra Flor Pablo salió a la Plaza Bolívar y aseguró ante los periodistas que no renunciará al enfoque de género en los textos escolares.

“¡La política de igualdad de género va!”, enfatizó.

Al anochecer, luego de escuchar 40 intervenciones de congresistas por 12 horas, la titular del Minedu finalizó alegando que el currículo busca fomentar el respeto en las aulas.

La afirmación de la ministra coincidió con lo expresado por el premier Salvador del Solar el miércoles, quien en los exteriores del Minedu sostuvo que las políticas de enfoque de género son irrenunciables.

De acontecer una posible censura a la ministra, el vocero de Peruanos por el Kambio, Jorge Meléndez, adelantó que propondrá al Ejecutivo plantear cuestión de confianza.

En el caso del gremio de maestros, el apoyo al currículo es latente. Este diario conversó con el secretario del Sutep, Lucio Castro, quien argumentó que respaldan los textos porque la premisa es erradicar los estereotipos machistas. No obstante, al cierre de esta nota, advirtió que existe una alianza oculta entre FP y grupos radicales para obstruir este plan educativo.

La clave

– Memoria. La ministra Pablo también se ratificó en que de acuerdo con los estándares internacionales no es inadecuado el término conflicto armado interno para referirse a la época de terrorismo. “Eso no supone tratar a los delincuentes como presos políticos”, dijo.

Censura dilata reclamos del magisterio

– El secretario del Sutep, Lucio Castro, dijo que la ministra Flor Pablo estuvo en la obligación de asistir a responder a la interpelación como parte de la democracia, pero advirtió que una posible censura a la titular del Minedu ocasionaría que las demandas del magisterio se retrasen. “El Sutep tiene un pliego de 49 demandas, de las cuales 10 ya habían sido tratadas con el exministro Daniel Alfaro”, dijo.

– Castro también consideró superado el incidente del libro con un enlace controversial. “Ya hay una comisión que revisa los textos”, indicó y agregó que el Congreso debería abordar temas trascendentales, como mayor presupuesto, salud y alimentación de los estudiantes, actualización docente permanente, mejores sueldos y pensiones.

– Según la Asamblea de Gobernadores Regionales, esta interpelación solo retrasa la implementación de políticas públicas en educación. “Pareciera tener fines subjetivos”, dijeron.

Flor Pablo, ministra de Educación

“Tomemos partido por una educación que no es neutral ante la violencia. Y solo será posible con los siete enfoques del currículo nacional, que incluye el enfoque de género”.

Lucio Castro, secretario del Sutep

“Los sectores conservadores son los que han desarrollado el término ideología de género. El decir que causa un perjuicio grave es una mentira definitivamente”.

Gino Costa, Bancada Liberal

“Respaldamos el enfoque de género y pedimos a la fuerza mayoritaria del Congreso que deje de obstruir y sabotear la educación pública y privada en el Perú. La interpelación es innecesaria”.

Tania Pariona, Nuevo Perú

“El país tiene que saber que en este Parlamento hay bancadas políticas que respaldan el machismo, el sexismo y la misoginia. Los interpelados tendrían que ser ellos”.