El Gobierno tendrá listos en mayo los reglamentos para integrar su sistema eléctrico con los de Colombia y Ecuador, anunció este jueves el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes.

El ministro indicó en una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP) que la idea del Ejecutivo es presentar los reglamentos durante la cumbre de la Comunidad Andina (CAN) que se celebrará a fines de mes en Lima con motivo de los 50 años del organismo formado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

“Depende también de los otros países, pero existe la decisión de hacerlo dentro de la cumbre”, señaló Ísmodes, quien el martes participó en la reunión del Sistema de Interconexión Eléctrica Andina (Siena).

“Con Ecuador estamos más adelantados. Actualmente ya tenemos una línea con Ecuador que entra en funcionamiento en ciertos momentos y estaciones”, indicó.

El titular de la cartera de Energía y Minas anticipó que la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión) ya trabaja para licitar próximamente una línea de transmisión eléctrica de 500 kilovatios.

“La integración pasa por la construcción de la línea eléctrica, que estimamos en un plazo de dos o tres años entre la licitación”, precisó.

Ísmodes comentó que entre Ecuador y Perú ya existe una línea pero esta solo funciona en determinados períodos y estaciones.

El ministro deseó que los reglamentos que se trabajan con Ecuador y Colombia también puedan ser aprovechados en buena parte para la integración eléctrica con Chile, ya que este país no forma parte de la Comunidad Andina.

No obstante, el funcionario afirmó que le consta el compromiso del presidente de Chile, Sebastián Piñera, por conseguir la integración eléctrica en el plazo más breve.

El proceso está todavía en sus primeros pasos con Bolivia, que está dentro del Sinea pero con calidad de observador y no participa de primer plano con el proceso emprendido por Colombia, Ecuador y Perú.

Ísmodes apuntó que la integración trae beneficios a los países como mayor confianza en los sistemas, calidad en los servicios, reducción de costos y de precios en la energía.

Fuente: EFE