La Fiscalía acusó a Enrique Cornejo de actuar coludido con Odebrecht y de recibir sobornos al ser parte de una organización criminal junto a funcionarios de Alan García, en su segundo gobierno.

Para el Ministerio Público, Cornejo participó con el exsecretario de Palacio de Gobierno, Luis Nava; y el exvicepresidente de Petroperú, Miguel Atala, en armar la estructura legal para que Odebrecht acceda a la adjudicación de la Línea 1 y 2 del Metro de Lima en perjuicio del Estado.

Señaló “habría determinado, en organización criminal, la modificación del marco legal previo establecido” para que pueda prepararse, gestionarse y ejecutarse el proyecto. Esto a través de la emisión de varios decretos.

La fiscal indicó que en el segundo semestre del 2010, Cornejo habría recibido 15 mil dólares a través de Carlos Nostre, ex director de contratos del consorcio brasiñelo, y dos televisores cada uno valorizado en más de 8 mil soles. “Esto por haber favorecido a Odebrecht en sus objetivos para la construcción de la línea 1 del metro de Lima”, sostuvo.

Por estas acusaciones, la Fiscalía pide 36 meses de prisión preventiva para el extitular del MTC al investigarlo por los delitos de colusión, cohecho y lavado de activos.

“Habría realizado actos colusorios con Odebrecht, defraudando al Estado, con la finalidad de que se adjudique a esa empresa la buena pro del tramo 1 y 2 de la linea 1 del Metro de Lima en agravio del Estado”, aseguró.

Cornejo continúa detenido desde el 17 de abril, fecha en la que se dictó su arresto preliminar por 10 días, ampliándola después para continuar con la investigación fiscal.

La audiencia para el pedido de prisión preventiva fue suspendida y se reanudará este jueves 2 de mayo. La medida cautelar es contra Oswaldo Plasencia, Jorge Luis Menacho y Raúl Torres Trujillo, funcionarios del segundo gobierno aprista que son investigados por el caso.