La Oficina de Control Interno del Ministerio Público abrió investigación preliminar de oficio contra los fiscales José Domingo Pérez Gómez y Henry Amenabar Almonte, del Equipo Especial Lava Jato. Se les cuestiona la ejecución de la medida de allanamiento y detención preliminar contra el fallecido expresidente Alan García Pérez.

Se ha abierto una investigación preliminar de oficio contra los fiscales José Domingo Pérez Gómez y Henry Amenabar Almonte. Esto, por la presuntas infracciones administrativas en sus actuaciones como fiscal provincial titular y fiscal adjunto provincial titular de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios (Equipo Especial), respectivamente, en la ejecución de la medida de allanamiento, descerraje, registro domiciliario y detención preliminar contra el fallecido expresidente Alan García Pérez.

Así lo dispuso Rosario Velazco Sánchez, fiscal adjunta superior de la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Lima del Ministerio Público, mediante su Resolución N° 795-2019 (queja de oficio), expedida este miércoles 17 de abril de 2019.

En el documento, de seis páginas, la fiscal superior refiere que “el fiscal José Domingo Pérez Gómez, a cargo del Equipo Especial y del caso sub materia, ha efectuado el Requerimiento de la medida de Allanamiento, Descerraje, Registro Domiciliario y Detención Preliminar, la misma que según las publicación que han dado inicio a la presente investigación no se encontraría sustentada adecuadamente”.

Asimismo, “se le atribuye que no habría realizados las coordinaciones pertinentes para un correcto desarrollo” de la referida diligencia, ejecutado por su fiscal adjunto Henry Almenabar Almonte.

Igualmente, se señala que el referido fiscal adjunto “no habría tomado las medidas necesarias a fin de dirigir la misma, ya que no habría brindado la información pertinente al intervenido a fin de garantizar sus derechos fundamentales, y tampoco habría dispuesto que se tomen las medidas de seguridad que garanticen la salvaguarda de la integridad del detenido, toda vez que este habría ingresado a su habitación sin acompañamiento policial, lo que habría permitido que atente contra su vida”.

Caso Alan Garcia – Queja by on Scribd