Seis personas comparecieron el lunes ante un tribunal de Nueva Zelanda acusadas de redistribuir de forma ilegal imágenes emitidas en vivo por un hombre mientras disparaba a los fieles de dos mezquitas el mes pasado.

El juez del distrito de Christchurch Stephen O’Driscoll negó la libertad bajo fianza al empresario Philip Arps, de 44 años, y a un sospechoso de 18 años. Ambos fueron detenidos el mes pasado. Los otros cuatro acusados no están detenidos.

Arps estaba acusado de proporcionar o distribuir material ilegal, lo que supone una pena de hasta 14 años de prisión. Está previsto que vuelva a comparecer por videoconferencia el 26 de abril.

El sospechoso de 18 años estaba acusado de difundir el vídeo retransmitido en directo y una imagen fija de la mezquita de Al Noor con las palabras “blanco alcanzado”. Volverá a comparecer ante el tribunal el 31 de julio.

Fuente: AP