Sharing is caring!

Celebrando el 500 aniversario de La Habana —y con renovado interés internacional en las Escuelas Nacionales de Arte de La Habana— Cuba ha presentado su primer pabellón desde 1968 en la trienal de arquitectura y diseño en Milán, Italia.

La 22da Triennale di Milano se inauguró el 1 de marzo. Con el tema “Naturaleza quebrada: El diseño se basa en la supervivencia humana“, explora el concepto de diseño restaurativo y sus aplicaciones en todo el mundo.

La Escuela de Ballet, con diseño por Vittorio Garatti.
Foto: Lorenzo Carmellini, 1961–64, cortesía del Pabellón Cubano.

“La exposición reúne ejemplos nuevos y antiguos, de diferentes campos y con diferentes aplicaciones, para establecer un ámbito contemporáneo de investigación y acciones”, dijo la curadora de la Trienal, Paola Antonelli, curadora principal de diseño y directora de investigación y desarrollo en el Museo de Arte Moderno, Nueva York.

La presentación de Cuba, titulada “Arte y Revolución – Las Escuelas Nacionales de Arte, La Habana: Vittorio Garatti, Roberto Gottardi, Ricardo Porro”, se centra en la arquitectura innovadora y el crecimiento continuo de las Escuelas Nacionales de Arte, ahora Instituto Superior de Arte (ISA).

Por encargo de Norma Rodríguez Derivet del Consejo Nacional de Artes Plásticas (CNAP), el pabellón cubano fue comisariado por Jorge Fernández Torres, director del Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, con los co-curadores Umberto Zanetti e Christian Zecchin.

Una vista de la Escuela de Artes Plásticas con un estudiante de ISA.
Foto: Osmara Alberteris Canizares, cortesía del Pabellón Cubano.

En colaboración con un diverso grupo de trabajo, Fernández Torres incorporó el contenido creado por estudiantes y profesores en ISA: imágenes y videos que ofrecen una visión de la experiencia diaria de los edificios y su adaptación y evolución en curso.

“Sería imposible referirse a la historia de la arquitectura moderna y contemporánea del planeta sin mencionar las Escuelas Nacionales de Arte “, dijo Fernández Torres en una declaración escrita. “En ellos, la forma no cede a la función, ni la función cede a la forma. Debido a que el espacio es ilimitado, se abre. Cambia, como una estructura viva que se reconfigura con elementos orgánicos “.

Los arquitectos italianos Roberto Gottardi (1927–2017) y Vittorio Garatti (n. 1927) trabajaron con el arquitecto cubano Ricardo Porro (1925–2014) en el diseño de las Escuelas Nacionales de Arte.

Ricardo Porro, Roberto Gottardi y Vittorio Garatti en 2010, en una exposición de sus obras en Reggio Emilia, Italia.
Foto: Alysa Nahmias

“Porro, Garatti y Gottardi a pesar de sus improntas personales propiciaron una unidad visual en todo lo que hicieron”, Fernández Torres escribió. “El ladrillo y las rasillas salieron de tejares que expresan lo mejor de este oficio en la isla, sus componentes llevan implícito el barro de un país, el color de su tierra”.

“En un clima de total libertad creativa, los tres jóvenes arquitectos diseñaron edificios que encarnan la esencia de la cubanidad, cada uno de los cuales conserva una huella personal”, decían los curadores en la publicación italiana Social Design Magazine.

Una vista de las Escuelas Nacionales de Arte (ISA).
Cortesía de knkx.org.

Su contribución fue decisiva para el desarrollo de un complejo de gran encanto y originalidad, pero también capaz de resistir los estragos del tiempo, dejando abierta la posibilidad de una nueva restauración y finalización; solo dos de los cinco edificios se completaron en ese momento”.

Junto con las escuelas originales, el pabellón cubano presenta dos proyectos para la conservación y restauración de las escuelas, ambas con universidades e instituciones italianas.

El primer proyecto, para redactar un plan de conservación y manejo para todo el complejo, está siendo coordinado por el Politécnico de Milán, con la Universidad de Parma y la Universidad de Princeton en los Estados Unidos. Vittorio Garatti, el último arquitecto original sobreviviente, también participa. El plan y su desarrollo están financiados por la Fundación Getty como parte del programa Keeping it Modern.

La Escuela de Teatro en construcción, 1961–64.
Foto: Vittorio Garatti, cortesía del Pabellón Cubano.

El segundo proyecto apoya la restauración, consolidación estructural y reutilización de la escuela de teatro, diseñada por Roberto Gottardi. Es financiado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia y con la colaboración del Ministerio de Cultura de Cuba, el Centro de Colaboración Internacional de Cuba, el departamento de arquitectura de la Universidad de Florencia e ISA.

El gobierno italiano está aportando  2,5 millones de euros al proyecto.

La Trienal se inauguró el 1 de marzo y se extiende hasta el 1 de septiembre. El pabellón cubano se abrió el 28 de febrero y se extiende hasta el 31 de agosto.

A continuación, un breve video, de menos de un minuto, muestra la instalación del pabellón cubano en la Trienal y ofrece una vista aérea de la cámara completa.


Fuente: https://cubanartnews.org/es/2019/03/20/una-trienal-en-italia-analiza-las-escuelas-nacionales-de-arte-de-la-habana/