Conocidos también como perritos calientes, los hot dogs son uno de los alimentos más populares en E. U. Son tan fáciles de preparar que, se pueden encontrar en cualquier puesto callejero y en restaurantes de comida rápida.

Su origen se remonta a finales del siglo XIX, cuando los primeros migrantes alemanes llegaron a país vecino. Trajeron consigo no solo sus tradicionales salchichas tipo Frankfurt, sino a los dachshund, unos pequeños perros con cuerpo alargado.

Este alimento en un principio, era considerado como una comida muy popular entre la clase media. Nueva York fue la sede en la que los carniceros replicaron la receta de las salchichas alemanas.

Pero fue Charles Feltman, un carnicero quien es considerado como el primer vendedor de perritos calientes. Lo hacía en unos carritos a la orilla de las playas de Coney Island, cerca de Nueva York.

El término hot dog, se le atribuye al caricaturista Tad Dorgan, quien realizaba varios dibujos para el New York Evening Journal. Fue durante un partido de béisbol cuando notó a un vendedor de estas salchichas calientes, a las que decidió nombrar como hot dogs.

Los ingredientes que conforman a esta delicia callejera, varían según el país en el que se les encuentre. Los más comunes llevan la salchicha enmedio de un pan alargado, que puede ir hervida o frita.

Se les suele acompañar con algún aderezo como mayonesa, cátsup, mostaza, o incluso, guacamole. ¡Listos para comerse al instante!