Ani Lu Torres

Con 48 votos a favor, el Congreso de la República aprobó por mayoría el dictamen de la Comisión de Economía que reactiva el Régimen Especial de Jubilación Anticipada (REJA) de forma permanente y con algunos cambios de último momento.

De hecho, esta observación la realizaron varios parlamentarios durante el debate que se realizó ayer, pues el texto sustitutorio final ingresó cuando en el Pleno ya se discutía el tema.

Se debe indicar que la votación del dictamen se realizó luego que –por mayoría– el Pleno rechazara la reconsideración del voto sobre el proyecto de la Comisión de Trabajo que proponía ampliar el REJA hasta el 2021.

Las modificaciones

El nuevo REJA por desempleo contempla, entre sus requisitos, que el solicitante tenga como edad mínima 55 años cumplidos en el caso de varones, y 50 años en el caso de mujeres.

Asimismo, que se encuentre desempleado durante 12 meses consecutivos o más, acreditando su fecha de cese con documento “de fecha cierta”, es decir, que el aportante no registre ingresos de quinta categoría. Mientras que en el caso de los trabajadores de cuarta categoría (recibos por honorarios) sólo se aceptará a aquellos afiliados que hubieran percibido ingresos, durante ese mismo tiempo, por un valor total no mayor a S/ 29.400 (7 UIT).

Además, este requisito no se contemplaba en el anterior REJA, el cual quedó desactivado el pasado 31 de diciembre de 2018 por una observación del Ejecutivo.

Del mismo modo, la pensión calculada en el Sistema Privado de Pensiones (SPP) debe ser igual o mayor al valor de una Remuneración Mínima Vital (RMV).

Respecto al artículo sobre devoluciones, en el texto sustitutorio se reemplazó por Procedimientos, y durante el debate no se precisó si la devolución del 50% para los aportantes que se acojan al REJA y no logren que su pensión calculada sea igual o mayor a una RMV todavía esté considerado tras la publicación y vigencia de la ley. Este aspecto sí estaba considerado en el texto aprobado en la Comisión de Economía.

Cambios en el JAO

También se estableció –”con el objetivo de evitar filtraciones que desvirtúen el sistema”– poner edades mínimas exigidas para acceder a la Jubilación Anticipada Ordinaria: para varones, de 55 años y para mujeres, desde los 50 años, siempre que obtenga una pensión igual o mayor al 40% del promedio de las remuneraciones recibidas y rentas declaradas durante los últimos 120 meses en la cuenta individual de capitalización.

Aunque durante el debate del Pleno se acogió la recomendación del congresista Javier Velásquez Quesquén, quien solicitó que no se incluyan los ingresos por gratificación. Se precisa que el JAO da derecho a la redención del Bono de Reconocimiento a los 3 años siguientes de su acogimiento o cuando el afiliado cumpla 65 años.

Por último, también se establece la conformación de un consejo para evaluar la situación actual del sistema de pensiones públicos y privados en un plazo de 180 días naturales. Dicha comisión estará conformada por representantes del Ministerio de Economía y Finanzas, la Superintendencia de Banca y Seguros, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, así como de la Oficina de Normalización Provisional (ONP).

Descontento de aportantes

La Asociación de exaportantes a las AFP, junto con congresistas de Frente Amplio, rechazaron –previo al debate del Pleno– la intención del Congreso de aprobar una ley que “pone candados a los trabajadores” para acceder a sus aportes cuando necesiten cubrir gastos de salud u otros.