El fiscal adjunto del equipo especial Lava Jato, Henry Amenábar, llegó minutos antes del mediodía de hoy a la sede del Poder Judicial con los 600 tomos que comprenden el acuerdo de colaboración con Odebrecht.

Amenábar llegó con la documentación en una camioneta negra al edificio donde despacha la jueza María de los Ángeles Álvarez, titular del Primer Juzgado Nacional del Sistema Nacional Especializado en Delitos de corrupción de Funcionarios.

Álvarez es quien debe realizar el respectivo control de legalidad del acuerdo para darle validez en el proceso judicial.

Nota original
El Poder Judicial recibirá hoy el acuerdo de colaboración firmado entre el Ministerio Público, la Procuraduría y la constructora Odebrecht con la finalidad de que sea sometido al control de legalidad y de esa forma su contenido pueda ser usado como prueba en el proceso.

El acuerdo, firmado el pasado 15 de febrero en Brasil, será visto por la jueza María Álvarez Camacho, titular del Primer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Nacional Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

El coordinador del Equipo Especial Lava Jato, Rafael Vela, expresó su confianza en que el Poder Judicial aprobará el documento.

“Ya está expedito para ser presentado. Se ha concluido con el proceso de compaginación y foliado, que ha sido un trabajo bastante minucioso”, declaró en la víspera al diario El Comercio.

El pasado 15 de febrero el equipo especial del caso Lava Jato firmó en Brasil el acuerdo de colaboración con representantes de Odebrecht y ex funcionarios de esa empresa, que permitirá la entrega de pruebas y testimonios para las investigaciones en los graves casos de corrupción en el Perú.

COMENZARÁN A HABLAR

Este diario conoció que la audiencia en la que el fiscal José Domingo Pérez solicitará la homologación del pacto suscrito con la constructora brasileña será reservada.

Participarán, además, los representantes de la Procuraduría y los abogados de los cinco colaboradores que se allanaron al acuerdo. Uno de ellos es el ex mandamás de Odebrecht en Perú, Jorge Barata.

La empresa, como es sabido, se comprometió a informar qué funcionarios públicos peruanos recibieron sobornos a cambio de ceder obras públicas, además de entregar las respectivas pruebas.

Para cumplir con ello es que los ex ejecutivos brasileños, que han sido procesados en su propio país, han estado declarando ante los fiscales sobre los delitos que han cometido. Esto comprende también los presuntos aportes irregulares a campañas presidenciales.