Karem Barboza Quiroz

El fiscal José Domingo Pérez, integrante del equipo especial Lava Jato, solicitó 36 meses de prisión preventiva contra el empresario Gonzalo Monteverde Bussalleu, y otros investigados, por presuntamente haber sido intermediarios del pago de coimas de la empresa Odebrecht.

La misma medida fue solicitada para Jorge Salinas Coaguila y Marcionila Cardoso Pardo, María Carmona Bernasconi y Carlos Ángeles Figueroa.

Según la imputación fiscal, Gonzalo Monteverde y su entorno habría recibido más de US$29 millones de la empresa Odebrecht a través de empresas offshore y empresas nacionales a fin de realizar presuntos pagos ilícitos a diversos funcionarios que los favorecieron con las contrataciones públicas.

Además, según la tesis de la fiscalía, el dinero habría sido blanqueo mediante aportes a las campañas políticas.

Todos ellos son investigados por el presunto delito de lavado de activos en la modalidad de ocultamiento y conversión.

El requerimiento será analizado por el Tercer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria Anticorrupción de la Corte Superior contra el Crimen Organizado, a cargo del juez Manuel Chuyo Zavaleta.

La diligencia, que debía realizarse este jueves, fue suspendida para este viernes a las 11:00 a.m.

Semanas atrás, el ex tesorero de Odebrecht Luiz Da Rocha Soares, declaró ante el fiscal José Domingo Pérez que la firma brasileña usó a la empresa Construmaq S.A.C y Cementerios Centrales, de propiedad de Gonzalo Monterverde, para ingresar dinero al Perú.

En una anterior oportunidad y a través de una carta, Monteverde indicó a El Comercio que la empresa Construmaq nunca sirvió para “actividades ilícitas”.

“Esas aseveraciones no se ajustan a la realidad de los hechos, lo cual demostraré y sustentaré debida y plenamente con documentación”, dijo aquella vez.

Cabe indicar que el empresario se encuentra no habido desde que se ordenó su detención preliminar el pasado 23 de febrero.