Para este miércoles estaba programado la audiencia del pedido de impedimento de salida para Samir Atala, hijo de Miguel Atala, exdirectivo de Petroperú en el segundo gobierno de Alan García. Sin embargo, el Poder Judicial ha reprogramado la revisión de la solicitud para el jueves.

El Segundo Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria de la Corte Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, presidido por el juez Juan Carlos Sánchez Balbuena, había iniciado la audiencia por el caso de presunto lavado de activos.

Samir Atala Nemi es propietario de Ammarin Investment. Su padre, Miguel Atala, le había traspasado en octubre del 2007 la offshore creada en Panamá, un mes antes, para la recepción del dinero de Odebrecht.

Miguel Atala, como se recuerda, tenía una cuenta a su nombre en la Banca Privada d’Andorra (BPA) abierta por Odebrecht, donde habría recibido poco más de 1,3 millones de dólares de la constructora a través de su offshore Kliendfeld Services, en una supuesta venta de un terreno en El Agustino. El monto fue confirmado por el extesorero internacional de la empresa brasileña, Luis de Rocha Soares.

En sus diligencia a Andorra, el Equipo Especial Lava Jato interrogó al ex gerente general de la BPA, Francesc Pérez, quien indicó que fue contactado por Miguel Atala y su hijo Samir para crear la cuenta en el centro bancario.

Para Miguel Atala, él Poder Judicial había dictado, en diciembre del 2018, la ampliación del impedimento de salida en su contra por 18 meses.