Alonso Collantes

El interrogatorio del último martes a Sergio Nogueira en Curitiba, Brasil, por el caso Odebrecht, reveló que se entregaron alrededor de 45 millones de dólares por la carretera Interoceánica Sur durante los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García.

Al respecto, el exjefe del Gabinete Ministerial, Pedro Cateriano, indicó que “ya hay absolutamente una evidencia sólida para que se formule la correspondiente acusación fiscal”. Como se conoce, 20 millones del monto previo fueron para Toledo, actualmente prófugo en Estados Unidos, por lo que el dinero restante habría sido para funcionarios del segundo gobierno de García.

“Es una imputación gravísima porque si le sumamos a los 24 millones de dólares que se probaron que se pagaron en sobornos por el Tren Eléctrico, hablamos de 49 millones que habrían recibido por concepto de coimas funcionarios”, precisó el exfuncionario a La República.

Acerca del pago de los 100 mil dólares a García por una conferencia en Sao Paulo, Cateriano sostuvo que no existe un sustento para ello, pues el expresidente no tiene una buena imagen de estadista en el exterior. “Si le sumamos que Odebrecht recibió en su gobierno millonarias obras y en la coordinación participó Jorge Barata y no la FIESP como dijo García y sus defensores, solo este hecho genera indicios suficientes”, acotó.

Cabe recordar que en octubre del 2018, Carlos Nostre, exfuncionario de la constructora brasileña, indicó que Jorge Cuba, exviceministro de Comunicaciones en el periodo de gobierno de Alan García, reveló que se entregaron millones por el Metro de Lima (tramos 1 y 2). “Son evidencias y pruebas suficientes para proceder a la acusación fiscal, mas aun cuando la Fiscalía ha logrado probar que los sobornos sí se depositaron en Andorra”, agregó Cateriano.

En relación a los últimos tuits del expresidente sobre la anemia, Cateriano solo indicó que “los mensajes que envía reflejan su estado de nerviosismo, no hay otra explicación”. Como se recuerda, existen también antecedentes de obstaculización a la justicia, indicó el expremier, pues intentó huir a Uruguay, acusó al Gobierno de espionaje, entre otros. “El fiscal Domingo Pérez y el juez Juan Carlos Sánchez se tienen que haber formado un juicio de su comportamiento en estos meses”, finalizó.