Al registrarse pérdidas del fondo de pensiones por más de S/ 2.000 millones durante el 2018, distintas voces han solicitado la posibilidad de que los aportes de los afiliados puedan ser liberados del Sistema Privado de Pensiones (SPP) para ser transferidos a otros productos financieros como una cuenta de depósito a plazo fijo, un fondo mutuo o un cuenta depósito CTS, las cuales ofrecen tasas que alcanzan hasta el 7,5%.

Jorge Rojas, profesor del Departamento de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), considera que esta propuesta sí es viable, pues “se le da más opciones a la gente para elegir”.

Más opciones

Según estadística de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), y publicada por la Asociación de AFP (AAFP), la rentabilidad nominal promedio del SPP es de 8,27% anual (ver infografía), ubicándose por encima de los promedios de las tasa de interés promedio que se pagan en otros productos financieros como CTS en soles (4,9%), depósito a plazo en soles (4,16%) y fondos mutuos en soles (4,1%).

Rojas considera que, aun con tal diferencia de tasas nominales, el afiliado tiene más poder de decisión sobre su dinero.

“Para empezar, hay que descontarle las comisiones y la inflación (a la tasa de rentabilidad nominal de las AFP). Eso lo reduce a la mitad. Y así no la sean, el asunto es que la gente tenga más opciones, pueda decidir por su cuenta, y eso va a generar que las AFP sean más eficientes. Si no las hacen bien, o no las hacen mejor, la gente se va a terminar yendo”, dijo el experto.

Cartera pesada

Por su parte, Diego Macera, gerente del Instituto Peruano de Economía (IPE), sostiene que si se liberara el dinero de las carteras de fondos que manejan las AFP, que es cercano a los S/ 150.000 millones, esta podría generar demasiada liquidez para los bancos o cajas de ahorro y, por lo tanto, ofrecerían menores tasas de interés en favor de los afiliados.

“Lo que muy probablemente pase es que los bancos y cajas van a estar inundados de liquidez y su negocio (prestar la plata) ya no tiene que competir por (obtener) más depósitos. Lo que naturalmente debería pasar es que esos depósitos a plazo fijo que uno ve hoy día a tasas de 5% o 6%, podrían bajar por que ya tienes un nivel de liquidez de los bancos que es mucho mayor”, explicó el economista.

Macera no ve tan viable dicha propuesta, teniendo en cuenta que, aun con la caída registrada en el 2018, el SPP ha logrado recuperar los fondos de los afiliados logrando incluso cubrir el costo de las comisiones.

“Siempre se recupera al año siguiente o en dos años y por lejos. La diferencia en rentabilidades que uno obtiene entre un fondo que tiene riesgos (como las AFP) versus uno que no tiene riesgo, generalmente sobrecompensa la comisión que te cobran”, indicó.