Un documento medieval descubierto por el profesor Julian Luxford, de la Universidad de Saint Andrews (Escocia), refuta la leyenda benefactora en torno a Robin Hood, al apuntar que el y sus hombres no sólo robaban a los ricos.

Luxford encontró una inscripción en latín en un manuscrito de mediados del siglo XV propiedad de la Universidad de Eton, en la que se afirma que Robin de los Bosques y su banda fueron conocidos en numerosos puntos de Inglaterra por sus actividades criminales.

La inscripción tiene 24 palabras y dice así: “en torno a este tiempo, de acuerdo con la opinión popular, un cierto bandido llamado Robin Hood y sus cómplices infestaron Sherwood y otras áreas de Inglaterra cumplidoras de la ley con continuos robos”.

Luxford, que publicará su estudio en el próximo número de la revista “Historia Medieval”, adelantó en declaraciones a la BBC que este es un indicio de que “Robin Hood y sus alegres compañeros quizá en la realidad no fueron queridos por hacer el bien”.

“Este nuevo hallazgo contiene una valoración negativa del bandido hasta ahora no conocida”, explica este especialista en el estudio de manuscritos medievales.

Luxford señala que el descubrimiento es tambien importante para situar cronológicamente a Robin Hood, una figura que ha formado parte del folclore ingles desde hace siglos y que ha trascendido las fronteras de Inglaterra para convertirse en un icono mundial.

Según el investigador, “el nuevo hallazgo sitúa a Robin Hood en el reinado de Eduardo I, cimentando por lo tanto la creencia de que su leyenda tiene sus raíces en el siglo XIII”.

Sobre la mención de Sherwood, el experto considera que “apuntala la hasta ahora escasa evidencia de que hubo una conexión entre Robin y el bosque de Nottinghamshire (condado en el centro de Inglaterra) con el que se le ha relacionado tan estrechamente”. EFE