Mario Mejía Huaraca

El fiscal del equipo especial para el Caso Lava Jato Reggis Oliver Chávez Sánchez informó que el Ministerio Público ha verificado en la mañana de este viernes que el ex gobernador regional del Callao Félix Moreno no acude a su domicilio desde hace más de una semana.

Moreno, quien el 20 de enero fue condenado a cinco años de prisión por el delito de colusión tras ser hallado responsable de la venta subvaluada de un terreno ubicado en el fundo Oquendo, se encuentra no habido y el Ministerio del Interior ha ofrecido S/20 mil por información de su paradero. Moreno también está procesado por el Caso Odebrecht.

Justamente por este caso, en que se le imputa haber recibido coima de la constructora brasileña para que esta sea beneficiada en el proyecto Costa Verde del Callao, este viernes se realizó una audiencia en la que el fiscal Chávez sustentó la apelación contra la resolución de la jueza Elizabeth Arias Quispe que denegó el pedido para que Moreno afronte el proceso con prisión preventiva.

El fiscal Chávez manifestó ante la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional que Félix Moreno no tiene arraigo familiar ni domiciliario y que una nueva prueba de ello es que no está ubicable en el inmueble de sus padres que él registró como su domicilio.

Chávez Sánchez precisó que una fiscal del equipo especial se apersonó este viernes a las 9:05 a.m. en la avenida Guardia Chalaca 1441, que Moreno ha dado como dirección, y que una persona llamada Isaac Iglesias, encargada de cuidar el inmueble, manifestó que el ex gobernador no acude a ese lugar desde hace más de una semana.

Chávez sostuvo que este hecho, así como la condena de prisión preventiva dictada contra Moreno en el Caso fundo Oquendo, son dos nuevos elementos que acrecientan el peligro de fuga y abonan en el pedido para que se disponga el cambio de la comparecencia restringida por la prisión preventiva para el ahora prófugo ex alcalde del Callao en el proceso que se le sigue por lavado de activos.

Eduardo Roy Gates, abogado de Moreno, sostuvo que no se puede introducir nuevos hechos para ser usados como elementos de peligro de fuga que no han sido debatidos en la primera instancia, pues eso atentaría contra el debido proceso. Según él, su cliente tiene arraigo familiar y domiciliario.

Tras escuchar los argumentos de la fiscalía y la defensa, los jueces del tribunal dejaron la apelación al voto. Indicaron que dentro de “un plazo razonable” emitirán su resolución que será notificada a cada una de las partes.