Dos años se llevó formar Led Zeppelin, con el gran guitarrista Jimmy Page que venía de The Yardbirds, que asociado con el arreglista y músico John Paul Jones acogen al baterista John Bonham (1948-1980), considerado entre los mejores de su estilo, y a Robert Plant, la voz carismática, sensual y conductora de la magia innata y perenne con la que recordamos la corta pero fabulosa carrera musical de Led Zeppelin.

No es historia lo que se desea reseñar, sólo es enfatizar en un aspecto que le funcionó muy bien a las bandas de aquella década y que fue una marca registrada de la época: las presentaciones en vivo. Si bien las grabaciones en estudio dejaban descubrir el potencial de las bandas, no siempre eran de la mejor calidad ni tampoco las bandas contaban con el suficiente tiempo y dinero para mezclar de la mejor manera.

Pero qué magnífica idea fue capturarlas en vivo, donde el contacto con el público y la euforia de la ocasión permitía a los músicos vibrar y ejecutar, en la mayoría de las ocasiones, las canciones en versiones extendidas que además ya eran familiares para la banda. Este fue uno de los mejores tesoros que nos dejó la época del hard y heavy rock, y que Led Zeppelin logró plasmar gracias quizás, al trabajo de su manager Peter Grant.

En 1973, luego que Led Zeppelin hubiera ido a la USA en varias oportunidades con un éxito arrollador y con 5 albumes a su haber, deciden capturar sus presentaciones en vivo para lo que sería una película, con las 3 últimas noches de la gira en New York en el Madison Square Garden, lugar donde llegaban las bandas que alcanzaban el cielo. El resultado fue The Song Remains the Same (La Canción es la Misma), cuyo lanzamiento fue en 1976 por el sello Swang Song creado por la misma banda.

https://www.youtube.com/watch?v=NrUHvPgxlcw

Aunque ya habían grabado en video su presentación en el Royal Albert Hall en 1970 (que saldría en 2003 en el Led Zeppelin DVD), la experiencia de tocar en América fue muy importante para la banda, tanto en éxito de taquillas como deleite de los mismos músicos. “Nos estábamos moviendo a gran velocidad, la creatividad estaba en el aire, todo fue una absoluta mezcla de adrenalina, química y euforia sin frenos, estábamos conectados a una especie de hechizo natural” comentó Robert Plant en las notas interiores de la reedición del álbum en 2007.

https://www.youtube.com/watch?v=yqwZ2C5LX_E

“Cada show que hacíamos era diferente” dice Jimmy Page en las páginas de esta misma edición. “Cuando estabas en escena no sabías en qué íbas a terminar, pues las canciones en estudio sufrían una mutación una y otra vez a través de improvisaciones y de riffs saliendo del éter, era un vehículo mágico elevándose a la estratosfera”.

Surgió la idea de incluir secuencias de fantasías de cada uno de los músicos, incluyendo al manager. Peter Grant evoca a Al Capone, Bonham conduce sus carros deportivos, Plant es el rey Arturo buscando a su princesa, Jones en el ambiente más oscuro, aterroriza una ciudadela y Jimmy Page como el ermitaño escala los peldaños de la vida, todo en medio de las tonadas que ya eran éxito como Rock n Roll, Since I´ve Been Loving you, No Quarter, Stairway to Heaven, Moby Dick, Whole Lotta Love y la versión hipnotizante de 23 minutos Dazed and Confused, que incluye las sesiones de Page golpeando las cuerdas con el arco de violín.