El Consejo de Ética del Colegio de Abogados de Lima (CAL) suspendió la colegiatura del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, por cuatro meses, como medida cautelar por presuntas faltas que vulnerarían el Código de Ética del Abogado.

La medida contra Chávarry la aprobaron los consejeros Walter Ayala Gonzales, María Vera Tudela y Víctor Cabanillas Alhuay.

El Consejo de Ética del CAL detalló que, hasta la fecha, la decisión no es suscrita por los consejeros Andy Carrasco Huamán y Juan Manuel Salazar Rosales, “con quienes se procederá conforme a ley”.

El presidente del Consejo de Ética, Walter Ayala, informó que la medida será comunicada a la Junta de Fiscales Supremos del Ministerio Público.

Por su parte, Chávarry aseguró que la decisión del citado consejo “es ilegal”. Además recordó que presentó una recusación contra Ayala que aún está por resolverse.

“La resolución de la Comisión de Ética del CAL suspendiendo mi colegiatura es ilegal, ha violentado el debido proceso y el principio de reserva. Aún hay una recusación contra el presidente de esta sin resolver”, dijo.

El ex procurador anticorrupción José Ugaz señaló que la medida del Consejo de Ética del CAL inhabilitaría a Chávarry para seguir al mando de la fiscalía.

“Si a él le suspenden la colegiatura está impedido de ejercer como abogado. Si está impedido de ejercer como abogado, no puede cubrir una plaza como fiscal de la Nación, que requiere como condición necesaria ser abogado hábil. Por lo tanto, la consecuencia de que se haya producido esa suspensión es que él quedaría inhabilitado de facto para ejercer el cargo de fiscal de la Nación”, explicó.

Sin embargo, la decana del Colegio de Abogados de Lima, María Elena Portocarrero, aseguró que Chávarry puede apelar ante el Tribunal de Honor y, mientras tanto, no se puede ejecutar la suspensión.

“[Chávarry] tiene el derecho firme de hacer valer su derecho ante la instancia superior, quiere decir, ante el Tribunal de Honor. Esta va a determinar. No se ejecutará la medida hasta que lo resuelva el Tribunal de Honor”, dijo en diálogo con El Comercio.

Agregó que Ayala debió abstenerse del proceso porque Chávarry presentó una recusación en su contra: “El doctor Ayala está recusado y se le ha pedido que se mantenga al margen de la causa. Ni siquiera debería dar información por motivos de su recusación”.