Rocío La Rosa Vásquez

El presidente Martín Vizcarra inició ayer su ronda de diálogos con representantes de los poderes del Estado sobre la necesidad de acelerar la creación de la Junta Nacional de Justicia (JNJ).

Este órgano reemplazará al desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y se encargará ahora del nombramiento y ratificación de jueces y fiscales.

A las 9 a.m. el mandatario recibió en Palacio de Gobierno a los presidentes del Congreso, Daniel Salaverry; del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga; y del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume. También participaron el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, y el primer ministro César Villanueva.

Un día antes, en su mensaje a la nación, el mandatario informó que el respectivo proyecto de ley orgánica de la JNJ se aprobó en el Consejo de Ministros e iba a ser enviado al Congreso. Fuentes del Ejecutivo precisaron ayer que esto sería en los próximos días, pues se iban a incorporar algunos aportes que se recogieron en la reunión con Salaverry, Blume y Prado Saldarriaga.

Sobre la reunión, el presidente comentó que sirvió para coordinar sobre próximas medidas para tener en el breve plazo un sistema de administración de justicia “confiable, racional, objetivo, una justicia que sea justa, perentoria en plazos y transparente en procedimientos”.

En los próximos días, el mandatario dialogará con representantes de partidos políticos, autoridades regionales y actores económicos.

—Debate en el Congreso—
Tras la cita, el titular del Congreso anunció que, si hasta el 30 de enero el pleno no aprueba la ley de la JNJ, volverá a ampliar la legislatura y reiteró que su puesta en marcha es “fundamental”.

Sobre la reunión en Palacio comentó que todos los poderes del Estado coincidieron en la necesidad de promover su rápida creación, así como las leyes sobre reformas aprobadas en el referéndum. También dijo que se reunirá con los presidentes de las comisiones de Constitución, Rosa Bartra (Fuerza Popular), y Justicia, Alberto Oliva (PpK), para que el debate sea en sesiones conjuntas.

Bartra señaló a este Diario que el proyecto del Ejecutivo “se dictaminará con todas las iniciativas legislativas que se presenten”. Prefirió no estimar un plazo porque aún no reciben la iniciativa, pero sí se mostró de acuerdo en debatir junto al grupo de Justicia.

—Comisión evaluadora—
En declaraciones a El Comercio, el presidente del Poder Judicial calificó de “muy oportuna” la convocatoria de Martín Vizcarra.

También indicó que su principal preocupación es la habilitación de la comisión que se encargará de la selección de miembros del referido órgano, y que integrará junto a Blume. Consideró que esta debe ser desarrollada en una ley distinta a la de la JNJ, pues se trata de un ente distinto.

“Debe establecer nuestros propios procedimientos, indicadores para la selección, reglas de convocatoria y eso no se puede mezclar”, comentó.

A su salida Blume sostuvo que el compromiso es seguir fortaleciendo el sistema democrático. Mencionó que el TC no solo es el supremo intérprete de la Carta Magna, “sino el guardián de que las normas de mayor jerarquía no infrinjan la Constitución”.

Se informó que Blume fue convocado a la cita en Palacio de Gobierno porque el TC es el órgano rector de la Carta Magna.

—Proyecto preliminar del Ejecutivo—
1. Equidad de género en la JNJ
En el proyecto se plantea que la JNJ esté integrada “al menos” por tres miembros titulares mujeres y tres titulares hombres. “En caso esta conformación no se cumpla, se completa con los suplentes”, se lee. Este Diario conoció que la comisión de reforma que presidió Allan Wagner sugirió al Ejecutivo volver a incorporar el tema que fue excluido por el Congreso de la iniciativa original.

2. Ni reuniones ni comunicaciones
El proyecto señala que los miembros de la JNJ que lleven a cabo o propicien reuniones o comunicaciones con postulantes a magistrados durante un proceso de concurso público incurren en “delito de patrocinio ilegal”. El presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, señaló que ya existe normatividad al respecto, pero que a la luz de los audios difundidos, esta no fue tomada en cuenta. Agregó que cuando hay un proceso de ratificación no debe haber interferencias, en caso contrario el proceso debe ser invalidado y debe haber sanciones.

3. Minjus al frente de secretaría
El proyecto plantea que la secretaria técnica que apoye a la comisión especial que elige a los integrantes de la JNJ esté a cargo del Ministerio de Justicia, que tendrá entre sus funciones planificar, organizar y ejecutar las actividades administrativas del grupo.

Eduardo Vega, quien también integró la comisión Wagner, consideró que esta secretaría debe estar integrada por un equipo especializado y “lo ideal sería que sea independiente”. Remarcó que “tendrá que demostrar su absoluta labor técnica y fuera de cualquier riesgo de politización”.