Este jueves se leerá la sentencia de la Corte Superior de Lima Norte en el caso de Arlette Contreras. Fallo podría confirmar o anular la absolución de Adriano Pozo Arias de los cargos de feminicidio y violación sexual en grado de tentativa.

La Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte dictará este jueves la sentencia en el caso de Arlette Contreras contra su agresor Adriano Pozo Arias, quien es acusado de los delitos de feminicidio y violación sexual en grado de tentativa.

La decisión de la referida sala se da tras realizarse una audiencia para evaluar el caso el pasado 29 de noviembre, en Lima, en la que participaron tanto Pozo, su defensa la fiscal Sara Karina Ninacondor Rodríguez, fiscal adjunta superior provisional; Henry Alan Reyna Urquiza, fiscal adjunto superior titular de la Cuarta Fiscalía Superior Penal de Lima Norte, y Cynthia Silva, defensa de Arlette Contreras.

Vale precisar que el pasado mes de septiembre, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema dispuso transferir la competencia del caso de Ayacucho a Lima. esto luego que en el mes de febrero se absolviera a Adriano Pozo de los delitos que se le imputan por el Juzgado Penal Colegiado de Huamanga. La defensa de Contreras presentó la apelación a la sentencia, y en esa instancia fue trasladado el caso a Lima.

La sentencia de los tres jueces que integran la sala solo tiene tres opciones para resolver el caso: la primera sería la confirmación de la absolución de Adriano Pozo. La segunda opción sería la revocación de la sentencia y, finalmente, también puede declarar la nulidad del juicio oral anterior.

De confirmarse la absolución de Adriano Pozo, se dejarían sin efecto los cargos que se le imputan. Si se revoca la sentencia, el agresor sería directamente condenado por los delitos. Sin embargo, si el juicio oral se declara nulo, se ordenaría uno nuevo, que sería el tercero desde que se inició el proceso.

Como se recuerda, este caso se remonta al pasado mes de julio del 2015, cuando Pozo Arias fue grabado por las cámaras de seguridad del hotel Las Terrazas de Huamanga en Ayacucho, arrastrando de los cabellos a Contreras en la recepción del establecimiento.

Sobre la lectura de la sentencia de este caso, Contreras espera la revocación de la absolución de su agresor, ya que en caso el caso vuelva a fojas cero, habría un nuevo juicio oral y se podría desnaturalizar el proceso: “Son más de tres años de pugna judicial, más de 100 audiencias, dos juicios orales. No tiene sentido. Se supone que con la aplicación del nuevo Código Procesal Penal, del que se destaca la celeridad en el proceso, no tendría sentido que tome más tiempo resolver un caso evidente”.