El Mars InSight aterrizó poco antes de las 3:00 p.m. en Marte, luego de siete meses de viaje por el espacio. Se trata de una sonda de la NASA que busca estudiar el interior del cuarto planeta de nuestro Sistema Solar.

La sonda llegó a la cima de la atmósfera marciana a una velocidad de 19.800 kilómetros por hora. Antes de tocar el suelo, tuvo que reducir su velocidad a 8 kilómetros por hora. Esa desaceleración tuvo que suceder en poco menos de siete minutos de descenso vertiginoso.

— Transmisión EN VIVO —

La NASA transmitió en vivo el aterrizaje del vehículo InSight en la superficie a través de NASA Television, su sitio Web, así como también en Twitter y Facebook.

La fase de ingreso, descenso y aterrizaje empezó a las 19H47 GMT (2:47 p.m. en el Perú).

El proyecto de 993 millones de dólares busca ampliar el conocimiento de las condiciones internas de Marte, en un esfuerzo informado para enviar luego exploradores humanos y revelar cómo se formaron los planetas rocosos -como la Tierra- hace miles de millones de años.

El siguiente video producido por Lockheed Martin, contratista principal en la construcción de la misión InSight, explica en detalle las características de este amartizaje, y la complejidad que representa para los ingenieros espaciales. Se ha titulado “Siete minutos de terror”.

— La misión —

Su nombre, InSight, viene de Interior Exploration Using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport.

El jefe científico de la NASA, Jim Green, dijo que los expertos ya saben que Marte presenta terremotos, avalanchas y caídas de meteoritos.

“Pero ¿cuán propenso a terremotos es Marte? Es información fundamental que necesitamos saber como humanos que exploramos Marte”, aseguró Green.

— Sismómetro francés —

InSight recogerá datos a través de tres instrumentos: un sismómetro, un dispositivo para localizar con precisión la sonda mientras Marte oscila sobre su eje de rotación y un sensor de flujo de calor que será insertado a 5 metros en el subsuelo marciano.

Después de que la sonda se acomode sobre la superficie marciana, un brazo robótico deberá colocar el sismómetro directamente sobre el terreno.

El segundo elemento en importancia es el monitor de calor que será colocado en el subsuelo.

El instrumento será introducido entre 3 y 5 metros bajo la superficie de Marte, según la NASA, a una profundidad 15 veces mayor que en cualquier misión anterior.

Entender la temperatura de Marte es crucial para los fines de la NASA de enviar personas al planeta rojo para la década de 2030.

La temperatura en la locación de aterrizaje es gélida, y se espera que sea de entre -100 y -20 grados centígrados.

Las temperaturas durante el día en verano en el ecuador de Marte llegan a unos 20 grados centígrados, pero luego caen de noche a unos -73 grados centígrados.

Asimismo, un par de mininaves espaciales que viajaban en el cohete, se separaron también exitosamente.

Llamados Mars Cube One, o MarCO, estos satélites del tamaño de un maletín “volarán por su propio camino a Marte detrás de InSight” y probarán nuevos equipos de comunicaciones en el espacio profundo, dijo la agencia estadounidense.

— Dos años terrestres —

La sonda impulsada por baterías y energía solar está diseñada para operar por 26 meses terrestres, o un año en Marte, un periodo en el que se espera que detecte unos 100 terremotos.

Originalmente su lanzamiento estaba programado para 2016, pero el descubrimiento de fugas en uno de los instrumentos unos meses antes de la fecha forzó la postergación.

Las ventanas de lanzamiento favorables para Marte se producen solo cada dos años.

Fuente: Con información de AFP