En la entrada de hoy vamos a hablar de uno de los platos más emblemáticos de la comida tex mex. Se trata de las fajitas, una receta de sabor espectacular y que bien preparada es perfecta para una dieta equilibrada. Comentaremos algunas cosas acerca de lo curioso de su origen, los cambios que ha sufrido con el tiempo y la difusión internacional que tiene en estos momentos.

¿Quién inventó las fajitas?
Aunque muchos se han atribuido su invención, parece que el origen de las fajitas se encuentra en los trabajadores de los ranchos mexicanos, que vivían en Texas a finales de la década de los 40 del siglo pasado. Se agrupaban a lo largo del Río Grande en la frontera entre Estados Unidos y México y era habitual que, cuando una res era sacrificada, recibieran parte del animal como pago por sus servicios. Por supuesto, se trataba de las partes menos deseables, las que nadie quería.

Estos cortes que llegaban a manos de los trabajadores mexicanos recibían muchos nombres, desde matambre a malaya o skirt steak, que vendría a significar filete de falda o de faja. De ahí viene su nombre “fajita”, ya que esta carne se cortaba en trozos muy pequeños, se asaba a la parrilla y posteriormente se servía en tortillas de harina de trigo o maíz.

¿Qué cambios han sufrido las fajitas en la actualidad?
Las fajitas tal y como las conocemos hoy en día tienen poco que ver con sus contrapartidas originales. De hecho, se trata de un fenómeno bastante reciente. Su impulsor fue el dueño de unos supermercados en Texas llamado Sonny Falcon, quien en 1969 comenzó a preparar este alimento para popularizar un nuevo corte de carne barato que atrajera mayor clientela.

El éxito fue inmediato. No solo estaban muy buenas y resultaban una novedad para la mayoría, sino que eran muy baratas. Sonny se convirtió en poco tiempo en el “Rey Fajita” e invirtió para realizar el primer anuncio de televisión de esta receta, además de asistir a rodeos, ferias y otros eventos. Todo ello con el objetivo de promocionar su supermercado.

Y ya no hubo vuelta atrás. A mediados de la década de los 80 las fajitas eran un plato icónico en casi todos los restaurantes de comida mexicana y a finales de los 90 traspasaría el territorio americano para convertirse en un alimento conocido en todo el mundo, gracias a la enorme popularidad que adquirieron las cadenas de comida rápida Taco Bell o Jack in the Box.

Las fajitas: un plato de primera
Pero no deben asociarse las fajitas con la comida rápida. En este sentido, en 1982 el chef George Weidmannd del hotel Hyatt Regency en Texas incluyó este plato en el menú de su restaurante, que al poco se convirtió en uno de los más rentables de la cadena hostelera. Y por supuesto, las que puedes disfrutar en nuestra carta están confeccionadas con productos frescos y naturales de la primera calidad, por lo que tendrás la certeza de que estás comiendo sano y acorde a una dieta equilibrada.