Elizabeth Prado

Rocío Sánchez Saavedra, Sandra Castro Castillo y Jacqueline Pérez Castañeda, quienes investigan a la red criminal ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, manifestaron que como miembros de una institución tan importante como el Ministerio Público solo les toca trabajar de manera correcta para lograr un mejor país. Y se reafirmaron en que seguirán con su labor a pesar de los inconvenientes que afrontan.

Fue durante la ceremonia de reconocimiento y solidaridad que les otorgaron el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem Perú), Feministas por la Democracia y también la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

En su alocución, Rocío Sánchez Saavedra, de la Fiscalía Provincial Especializada en Crimen Organizado del Callao, exhortó a sus colegas a ser rigurosos en sus procedimientos y decisiones para tener una mejor sociedad.

“La motivación que tengo para continuar en una democracia sin corrupción es dejar a nuestros hijos una ciudadanía distinta. No quisiera que los estudiantes salgan de las facultades de Derecho pensando que la mejor forma de conseguir un buen proceso es haciendo un buen negocio, un buen loby o entregando una coima. Esas modalidades de corrupción deben erradicarse. Mientras Dios lo permita mantendremos viva esta esperanza de perseguir los males endémicos, formando nuevas generaciones. Lo que está podrido, podrido está. Busquemos fundar o refundar nuevos valores en nuestras semillas”, demandó Sánchez Saavedra.

Mientras que Sandra Castro Castillo, también de la Fiscalía Provincial Especializada en Crimen Organizado del Callao, sostuvo que los tiempos actuales son otros.

“Ahora somos otros los fiscales, con otras ideas para afrontar la lucha contra la corrupción, el narcotráfico, el sicariato. Nos falta mucho todavía, pero ahí estamos para luchar”, afirmó.

Por su parte, Jacqueline Pérez Castañeda, hasta hace poco coordinador de fiscalías provinciales penales corporativas del Callao y ahora fiscal provincial de delitos comunes, señaló que era necesario desarrollar instituciones democráticas y republicanas para que la ciudadanía pueda conseguir sus objetivos.

“Por eso la importancia de que una entidad como la nuestra (el Ministerio Público) esté integrada por quienes no emanen sospechas, que no estén vinculados con el crimen”, anotó.

A la pregunta sobre el apoyo que reciben de la Fiscalía de la Nación, dijeron que la existencia o inexistencia de ese apoyo no mella en nada sus ganas de trabajar. Precisaron que seguirán luchando con lo poco que tienen: una fiscal adjunta y dos provinciales.

“En las instalaciones de Constelación tenemos solo dos personas que transcriben los miles de audios. Iremos pasito a paso, pero saldrán a la luz todas estas personas que están involucradas en este caso de corrupción”, afirmó la fiscal Sandra Castro.

En tanto, las organizaciones sociales les manifestaron que ellas no están solas y que van a tomar medidas para que las represalias y amenazas que vienen enfrentando no pongan en riesgo su integridad y tampoco afecten la justicia.
Sociedad civil anuncia medidas

– Jannette Llaja dijo en nombre de Cladem, Feministas por la Democracia y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos que estarán atentas no solo a las designaciones sino también a lo que suceda con las plazas en el Ministerio Público. Esto en razón a que las que ocupan Rocío Sánchez y Sandra Castro tienen carácter transitorio y están vigentes hasta el 31 de diciembre.

– También activarán los mecanismos que existen en instancias supranacionales.

– “Sabemos que ya hay una solicitud de medidas cautelares presentadas por fiscales como José Domingo Pérez. Nosotros lo vamos a ampliar”, dijo.