Muchas son las historias que se tejen sobre el origen de uno de los desayunos mas tradicionales y sabrosos que tiene la mesa peruana, se dice que son autóctonos, que su origen es indio, que los peruanos ya los teníamos, que lo trajeron los españoles, que la trajeron los africanos. Como sea, el tamal es una tradición bien peruana, infaltable en los desayunos domingueros, ya sean rellenos de pollo o chancho o simplemente solos; una autentica delicia.
Aunque muchos piensen que el tamal es un potaje traído por los negros del África, lo cierto es que éste se ha encontrado en hallazgos arqueológicos prehispánicos, siendo posteriormente adaptado por diversos grupos humanos que han llegado al Perú. La predilección del tamal por los antiguos peruanos se hace evidente pues en diversas tumbas incas y pre incas, habían restos de este potaje.

En países centroamericanos, por ejemplo, el tamal es un alimento cotidiano y de consumo masivo, sin embargo, en el Perú es sinónimo de un día de fiesta o de un buen un desayuno dominguero. Hay tamales dulces o salados y de diversos colores como verde, amarillo o naranja. Dos de las más conocidas variedades de tamal peruano son la humita que pueden ser dulces o saladas, y la chapana que es básicamente dulce y constituye una golosina. Con un conocido pregón,”Tamales, para aliviar los males”, las vendedoras en la época de la Colonia ofrecían los tradicionales tamales de pollo, cerdo o res.


Ingredientes

  • ½ kilo de harina de maíz blanco
  • 100 gramos de manteca vegetal
  • ½ taza de aceite
  • ½ kilo de filete de pechuga de pollo cortado en 10 pedazos
  • 1 ½ cucharada de ají panca
  • 1 cucharada de ají amarillo
  • 1 ½ litros de caldo de pollo aproximadamente
  • 1 cucharada llena de ajo molido
  • 2 huevos duros cortados en 5 partes c/u
  • 10 aceitunas negras
  • 10 maníes tostados
  • – 1/2 taza de pepitas de achiote
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hojas de plátano

MODO DE PREPARACIÓN:

Condimentar los trozos de pollo con ajo, sal y pimienta. Dorar en una sartén y reservar.

Utilizar una olla para freír en manteca caliente las pepitas de achiote hasta que tomen un color anaranjado rojizo. Luego eliminar las pepitas.

En la olla que contiene el achiote, preparar un aderezo con el ajo molido, el ají panca, el ají amarillo, sal y pimienta al gusto.

Incluir en el aderezo el caldo de pollo, la harina de mote poco a poco moviendo con una cuchara hasta que la masa quede homogénea.

Una vez lista la masa, preparar los tamales y envolverlos en las hojas de plátano previamente preparadas de la siguiente manera: estirar la hoja de plátano y colocar un poco de masa de maíz, encima un pedazo de pollo, aceituna y huevo duro. Cubrir con un poco más de la masa. Envolver y amarrar dándole forma a los tamales.

En una olla con agua colocar los tamales asegurándose que el agua no los cubra. Tapar y cocinar por una hora


Fuente: http://tublogperu.blogspot.com/2012/11/origen-de-los-tamales.html