La Municipalidad de Lima -a través de Protransporte- inició el procedimiento de resolución de contratos de concesión del Metropolitano de las empresas Lima Vías Express, Transvial, Perú Masivo y Perú Bus Internacional, teniendo como fundamento los informes técnicos y legales de la Contraloría General de la República y el supervisor de contratos de concesión de la MML, que es Invermet.

En concreto, la comuna les está otorgando el plazo de 45 días hábiles a fin de subsanar o señalar su postura al respecto, de acuerdo a un comunicado emitido por Protransporte.

Esta decisión se tomó, refiere la comuna a manos todavía de Luis Castañea Lossio, tras una serie de incumplimientos contractuales por parte de los operadores del Metropolitano referidos al capital social, la no transferencia de los buses al dominio fiduciario y el riesgo de insolvencia de los mismos.

Según el propio contrato de concesión, refiere Protransporte, los operadores del Metropolitano no pueden dejar de prestar el servicio, toda vez que incurrirían en una causal de caducidad.

No obstante, esta entidad está facultado para asumir la operación del sistema en el supuesto caso que las empresas concesionarias decidan no continuar prestando el servicio.

“Haciendo uso de sus facultades, Protransporte está cumpliendo estrictamente el contrato de concesión, los informes de supervisión a cargo de Invermet y las recomendaciones de la Contraloría General de la República respecto a la gestión de los operadores del Metropolitano y así evitar futuros contratiempos para la próxima administración municipal”, alegó.

En esa línea, dice que garantiza el normal funcionamiento y continuidad del servicio del Metropolitano, en beneficio de miles de personas, quienes no se verán afectados por el inicio de este procedimiento legal en el marco estricto del contrato de concesión.