Tradicionalmente los programas profesionales de las ciencias de la salud han enseñado a su alumnos la anatomía humana con cadáveres conservados.

Sin embargo, con los avances tecnológicos han surgido nuevas alternativas que se convierten en herramientas aliadas del aprendizaje.

El Anatomage es una tablet conocida como mesa de disección virtual en la que se digitalizaron cadáveres femeninos y masculinos de especímenes humanos, en los que se pueden realizar cortes de disección desde distintos ángulos y conocer la anatomía desde lo más superficial hasta lo más profundo.

A través de un sistema operativo de Windows (como el de la mayoría de computadores), se muestran las imágenes que “reproducen de una manera muy adecuada la estructura del cuerpo humano”, asegura Pedro Miguel Salcedo Gómez, docente adscrito al programa de fisioterapia de la UMB, uno de los encargados de la instrucción de las clases teóricas de anatomía.

Alumnos de fisioterapia, fonoaudiología, enfermería, ingeniería biomédica y psicología son quienes tienen la oportunidad de utilizar el dispositivo en sus procesos de aprendizaje. En él, además del conocimiento anatómico se realizan prácticas de disecciones (cortes) de diferentes partes y órganos.

“En la disección de un órgano real si se realiza mal un corte no hay nada que se pueda hacer, el tejido queda dañado, mientras que en el Anatomage se pueden realizar cortes, conocer las diferentes imágenes de todas las estructuras internas que se pueden apreciar con el corte, o revertir el procedimiento si es necesario”, asegura Sandra Patricia Reyes Neira, enfermera, docente titular del laboratorio de anatomía de la UMB.

Son varias las ventajas del uso de esta herramienta, sin embargo no se desestima el uso de los anfiteatros para el aprendizaje de estudiantes de otras disciplinas de las ciencias de la salud.

Ventajas competitivas del Anatomage

 Reducción de riesgos biológicos: “Está comprobado que el formaldehído (conocido como formol), es una sustancia cancerígena, por lo que la exposición constante de los estudiantes con cuerpos conservados, puede tener consecuencias en su salud”, afirma Sandra Patricia Reyes Neira, enfermera docente titular del laboratorio de anatomía de la UMB.

Ética: “No quiero desestimar la enseñanza con cadáveres pero hay factores de tipo ético y riesgo biológico, que a través del uso del Anatomage se pueden superar”, dice el profesor Pedro Miguel. Además, Reyes Neira afirma que existen personas que han descartado el estudio de alguna rama de la salud debido a lo traumático que les puede resultar la experiencia del estudio anatómico en un anfiteatro.

Reducción de costos: La creación de un anfiteatro implica licencias, un número elevado de cadáveres para el estudio, la conservación y el cuidado de los mismos, mientras que el Anatomage dispone de 3 cuerpos diferentes, disponibles para un salón con varios estudiantes.

Conservación: La práctica de disección en cuerpos reales implica que los estudiantes realicen cortes experimentales que pueden dañar los tejidos, en la tablet se pueden realizar los mismos procedimientos y hacer las correcciones, así como revertir el proceso de ser necesario.

Ajustes de imágen: La tablet permite realizar alejamiento y acercamientos del objetivo, obteniendo imágenes detalladas y precisas de cada elemento, lo que le permite a los estudiantes una mejor apropiación y familiarización del conocimiento.

Contacto con la tecnología: Los estudiantes tienen la facilidad de estar en contacto con las herramientas tecnológicas desde el primer semestre, esto les permite tener mayor y mejor dominio de las mismas.

Dato

 En total son 20 modelos 3D de órganos individualizados entre los que se pueden apreciar en detalle los pulmones, el corazón, el cerebro, los órganos reproductores, entre otros.

Frase

“Este dispositivo complementa el aprendizaje de esta disciplina tan demandante que es la anatomía”, Pedro Miguel Salcedo Gómez, docente adscrito al programa de fisioterapia de la UMB.

Dato

El Anatomage cuenta también con más de mil placas histológicas, es decir la anatomía microscópica, en la que se aprecia el detalle de las células y los tejidos que conforman los órganos.