En la antigua Roma se permitieron las cárceles privadas. Cuando una persona no cumplia con una obligación, su acreedor podía apresarla y retenerla en su propia cárcel, para presionar el cumplimiento. Si el tiempo pasaba y el preso no satisfacía la pretensión e su carcelero, este podia llevarlo al mercado y venderlo como esclavo. Uno de los grandes avances el Derecho Romano fue terminar con la justicia privada y dotar a la autoridad del monopolio de la aplicacion coactiva del derecho.

La Constitución Mexicana prohíbe hacerse justicia por propia mano o ejercer violencia para hacer valer el derecho. Corresponde a las instituciones publicas la aplicación del derecho y ejercer la coacción en contra de quien violenta el orden publico o no cumple con sus deberes u obligaciones. El estado de derecho se caracteriza porque hay una autoridad que cumple y hace cumplir la ley.

El Derecho es un conjunto de normas de conducta. Fija a los seres humanos una serie de reglas para su convivencia. Pertenece al mundo de lo que debe ser, no de lo que es necesariamente. Una ley de la naturaleza se cumple de manera inexorable, pero una ley humana puede o no cumplirse. El destinatario de la ley se puede dar el lujo de no acatar el mandato juridico y realizar conductas contrarias a la norma legal. Cuando esto ocurre, el Estado aparece como garante del derecho y esta dotado de los mecanismos que le permiten hacer cumplir la ley, aunque en ocasiones no lo logre.

A traves e los órganos encargados e procurar o aplicar la ley, un particular puede lograr que se embarguen y rematen bienes a su deudor o que un presunto delincuente sea detenido por la policia, encerrado en una prisión y sometido a un juicio, donde se le puede aplicar una pena privativa de su libertad. Hay incluso estados donde algunos delincuentes pueden ser sentenciados a la pena e muerte. A ninguna persona se le ocurre pensar que cuando esto ocurre se esta en presencia de un estado represor.

Un estado represor es el que hace uso de la fuerza al margen o por encima de la ley. Es el que no respeta los derechos humanos de sus gobernados y no tolera la disidencia pacifica. Pero un gobierno que aplica la fuerza del derecho para hacer cumplir la ley y lo hace bajo los limites y requisitos que la propia ley establece, no es represor, al contrario, es un gobierno que cumple con sus obligaciones y honra la protesta que hizo cuando asumio el poder.

La fuerza del derecho no significa violencia ciega ni intervención el ejercito a la fuerza bruta que golpea, mata o hiere. Es firmeza, es ausencia de impunidad, es decisión. No se descarta que en ocasiones la coacción lleva a detener y enfrentarse con un delincuente para dar cumplimiento a una orden de aprehensión, o es presencia de efectivos policíacos para desalojar un predio invadido sin derecho alguno. Pero esto no es la constante ni la normalidad en la aplicación de la ley. Su carácter excepcional llama la atención, pero no convierte al estado en represor.

Autor: Jose Nunez Castaneda. Reforma; Mexico City 01 Sep 1999: 13.

LEAVE A REPLY