Gino Alva Olivera

La seguridad ciudadana y el transporte –dos de las áreas que requieren más atención en la ciudad– fueron los principales temas del primero de dos debates entre los candidatos a la Alcaldía de Lima Metropolitana.

El único invitado que no se presentó a la cita fue Renzo Reggiardo (Perú Patria Segura), quien es precisamente el que lidera las encuestas.

Pese a su ausencia, el ex congresista fue protagonista de la discusión: la mayoría de sus rivales electorales lo aludió en tono crítico. Además, la silla que debía ocupar no fue retirada, sino que permaneció vacía todo el encuentro, y sus intervenciones fueron cubiertas por incómodos silencios.

Los participantes fueron: Jaime Salinas (Alianza para el Progreso), Jorge Villacorta (Peruanos por el Kambio), Jorge Muñoz (Acción Popular), Daniel Urresti (Podemos Perú), Pablo Silva (Frepap), Esther Capuñay (Unión por el Perú), Juan Carlos Zurek (Somos Perú), Luis Castañeda Pardo (Solidaridad Nacional) y Enrique Ocrospoma (Perú Nación).

El formato del debate, con seis bloques de intervenciones de entre uno y dos minutos, dificultó gran parte de las exposiciones, pues algunos candidatos no alcanzaron a redondear sus ideas.

Aunque la mayoría de críticas apuntó hacia Reggiardo, también hubo cruces de pullas entre los presentes. Por ejemplo, en el tercer bloque –dedicado al transporte– Salinas y Castañeda Pardo protagonizaron un intercambio de calificativos.

Salinas señaló que Castañeda Pardo representa la “reelección hereditaria”, en referencia a su padre, el saliente alcalde, Luis Castañeda Lossio. “Usted tiene que saber por su papá que el principal problema de la ciudad es el presupuesto”, agregó.

“Lo cierto es que [Salinas] no trabaja. Más del 50% de las sesiones del concejo de este año ha estado fuera de Lima”, retrucó el representante de Solidaridad.

Por momentos, las propuestas quedaron de lado.

—Planes y promesas—
En seguridad ciudadana, la mayoría de candidatos coincidió en fortalecer el trabajo del serenazgo y en la creación de escuelas para capacitar y entrenar a los agentes, así como en trabajar de la mano con la Policía Nacional y utilizar cámaras de vigilancia integradas y otras herramientas.

Urresti aseguró que cerrará “todos los mercados de cosas robadas”, mientras que Ocrospoma mencionó un “toque de queda” para los menores de 16 años después de las 11 p.m.

En transporte también hubo propuestas comunes: implementar un sistema integrado, restringir los horarios para transporte de carga pesada, más semáforos inteligentes para la ciudad y la conclusión de obras viales como el Metropolitano y la Vía Expresa –al norte y al sur–, entre otras.

Muñoz mencionó que debe priorizarse el transporte público con unidades de gran capacidad. Castañeda Pardo habló de la renovación progresiva del parque automotor. Y Zurek, de un teleférico que conecte Naranjal (Independencia) con San Juan de Lurigancho.

En general, hubo más coincidencias que diferencias entre las principales propuestas de los candidatos para Lima Metropolitana.

El segundo debate, con los otros 10 postulantes, será el próximo domingo. Desde hoy, ya se sabe que tendrá una coincidencia con el encuentro de anoche: habrá una silla vacía, la de Ricardo Belmont.

—Más detalles—

  • Esther Capuñay, la única mujer entre los 20 candidatos, dijo que mejorar la iluminación en los barrios es clave para la seguridad ciudadana.
  • Pablo Silva, del Frepap, ofreció una ciclovía que conecte la ciudad.
  • Solo Villacorta y Zurek mencionaron a las personas LGTBI como población vulnerable a las que atenderán con prioridad en sus eventuales gestiones.
  • Villacorta, Muñoz y Zurek se refirieron a las personas con discapacidad como población vulnerable a las que darían prioridad.

LEAVE A REPLY