En 2010 dejó el decanato de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes -después de dos períodos consecutivos-. Con tiempo libre a su disposición, el profesor Hernán Corral decidió dedicarse a desarrollar su propio manual basado en los apuntes de décadas de clases, aunque confiesa que el fuerte del trabajo estuvo puesto en los últimos dos años.
El libro “Curso de Derecho Civil: Parte General” se publicó en mayo pasado e inicia, con sus 878 páginas, lo que el académico desea que sea su herencia. “Mi idea es ir sacando los siguientes tomos. Por ejemplo, ya estoy trabajando en el de Bienes. Después le tocaría a Obligaciones, Contratos, Familia, Sucesorio y ahí terminaría mi ambición como legado de carrera académica: dejar completo el Derecho Civil”.

Una tarea no solo titánica, sino precursora porque, asegura, en Chile no existe una obra que lo reúna todo. “Luis Claro Solar murió, a pesar de que dejó 17 tomos; eso era un Tratado, pero no alcanzó a ver nada de contratos. El único que tiene uno completo, que es una obra maestra, pero de los años 20, es Alfredo Barros Errázuriz”. Su objetivo, entonces, es que esta sea una actualización completa de la materia.

“Lamentablemente, los textos de enseñanza en nuestro sistema universitario competitivo de investigación están subvalorados”, dice y agrega: “Es el sistema anglosajón que se está imponiendo, donde todo lo que es publicación deben ser básicamente papers para revistas indexadas. Uno puede hacer un libro como este, pero te da cero puntos en un proyecto Fondecyt; en cambio, un artículo de 20 páginas te da mucho más, y las universidades, los directivos, alientan ese tipo de trabajos”.

-¿Hay una tradición de manuales que no se está potenciando?

-Estoy de acuerdo en que no son productos de investigación propiamente tal, si bien de todas formas hay algo de cosa original, aunque sea solo en la sistematización, pero su gran importancia es en la formación de los alumnos. Eso me interesa mucho, y estoy en contra de esa imagen del docente que lo sabe todo, porque cada vez que uno hace clases vuelve a estudiar y si sale una ley nueva, hay que estudiar otra vez. Yo más que como investigador, me defino como profesor.

Un manual renovado

Entre las principales materias actualizadas por Corral a lo largo de las casi mil paginas del libro destaca lo referido a la interpretación e integración de la ley, “que en los manuales está todavía muy mezquinamente tratado y que hoy está tan de moda, porque eso de que la ley clara no se interpreta es falso; todas tienen que ser interpretadas porque o si no es imposible aplicarlas, pues son fórmulas verbales generales, vagas”. Aclara, sin embargo, que había bastante avanzado con trabajos de Alejandro Guzmán Brito y Antonio Bascuñán Rodríguez, aunque lo suyo es más “ecléctico” que lo de sus colegas.

Igualmente, destaca su trabajo de modernización en materia de personas, sobre la cual -dice- tenía desde un principio la clara intención de que fuera tratado con la importancia que se merece, recordando que esta siempre fue vista como de segunda línea, pero que ahora está siendo revalorizada, sobre todo con asuntos como daño moral, derecho a la intimidad o derecho al honor. “Todo eso se lo hemos dejado a los constitucionalistas con el recurso de protección”.

De esta forma, comenta que “la idea es construir un Derecho Civil sobre la persona, no el patrimonio, lo cual no quiere decir que uno va a desechar todo lo que refiere a esto último; por el contrario, es muy importante, pero en cuanto atributo de la persona, los contratos en cuanto modo de desarrollo de la persona y de sus necesidades de cooperación. Está todo el problema de la bioética, de la personalidad del nasciturus , de la personalidad incluso después de la muerte, del uso del cadáver, y también está la persona jurídica, muy importante con esta nueva regulación de la Ley 20.500 (sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública)”, asegura.

En materia de acto jurídico, aunque más ceñido a las teorías clásicas que en el caso anterior, hay un aporte interesante: la revisión de la famosa discusión sobre inexistencia y nulidad absoluta. “Digo que solo existe la nulidad, pero que esta puede funcionar de pleno derecho, o sea, automáticamente por el solo hecho de realizarse un acto prohibido por la ley”.
Finalmente, el académico también destaca su esfuerzo por integrar un tratamiento de las pruebas -carga de la prueba, medios y valor probatorio, instrumento y figura pública, por ejemplo- en el Derecho Civil, “aunque los procesalistas se enojen”.

Jurisprudencia de la Corte Suprema

El abogado también evalúa la jurisprudencia en materia de Derecho Civil de la Corte Suprema, asegurando que esta “se ha ido poniendo al día en muchas tendencias novedosas, sobre todo en materia de contratos, lo que algunos llaman ‘remedios’ al incumplimiento, resolución, responsabilidad civil”.

De igual forma, se refiere a lo positivo que ha sido, a su juicio, el ingreso al máximo tribunal de magistrados ajenos al Poder Judicial y abogados integrantes.
“Sin menoscabar la trayectoria e inteligencia que tienen los ministros de carrera, creo que han sido un aporte algunos que vienen de afuera; lo mismo con los abogados integrantes, porque contribuyen con todo lo que han estudiado y hacen que se renueve la jurisprudencia”.

-¿Y en lo negativo?

-Donde uno empieza a encontrar falencias es cuando se preocupan más de hacer justicia en el caso concreto que de construir líneas jurisprudenciales permanentes en el tiempo. Siempre he pensado que los ministros se deberían preocupar de que la doctrina que están sosteniendo se va a aplicar para todos los casos posteriores que presenten los mismos elementos relevantes, y ahí es donde uno advierte que a veces hay soluciones dispares. Eso es complejo si queremos construir una jurisprudencia que sea coherente.

PROTECCION

El abogado valora que se esté frenando la idea de que este recurso sirve para reclamar toda clase de materias.

“Lamentablemente, los textos de enseñanza (como este manual) en nuestro sistema universitario competitivo de investigación están subvalorados”.

“Los ministros se deberían preocupar de que la doctrina que están sosteniendo se va a aplicar para todos los casos posteriores que presenten los mismos elementos relevantes, y ahí es donde uno advierte que a veces hay soluciones dispares”.

Propuestas de reformas del EjecutivoEl profesor Hernán Corral se muestra escéptico ante una posible reactivación de la Reforma Procesal Civil, principalmente, dice, por asuntos de dinero. “Hay que crear muchos tribunales y para el oficial de ejecución, por ejemplo, que supuestamente quitaría todas las cobranzas de los juicios civiles, eso también requiere una institucionalidad. No fue tanto discordancia por la forma en que se iba a hacer, sino que sencillamente se requería una inversión de plata muy alta”.

Respecto de los notarios y conservadores, en tanto, asegura que se trata de una reforma necesaria, cuyo principal problema a resolver es el sistema de nombramiento y la expiración en el cargo: “Claramente no lo queremos ver, pero es por amiguismo e influencias políticas”.

De esta forma, cree que las propuestas de la Fiscalía Nacional Económica para quitarles ciertos asuntos de mero trámite, con el objetivo de hacer un servicio distinto y público, no lo convencen, ya que el problema no sería un asunto de legislación.

“Es cierto que hay muchas exigencias de declaraciones juradas, firmas ante notarios, pero la mayoría de las veces estas provienen de la misma gente, de los mismos abogados que lo piden, porque somos desconfiados”, aclara.

También se refiere a la posibilidad de que se subsane la falta de una ley que cree tribunales éticos para abogados, como reclama el gremio, mediante el patrocinio que este mismo podría hacer para quienes lo necesiten. “Siempre he dicho que si se permite que la víctima vaya a los tribunales y estos aplican el Código de Ética, si la persona no tiene dinero, que vaya al Colegio de Abogados y este lo represente. Con eso están velando por la ética, incluso de sus nuevos asociados”, comenta.


ALEJANDRA ZÚÑIGA C. El Mercurio; Santiago [Santiago]12 Aug 2018.

LEAVE A REPLY