Antes se creía que las inundaciones derivadas del fenómeno de El NiÑo la habían arrasado, pero la nueva evidencia arqueológica muestra que el cambio de uso del suelo fue el principal problema de este grupo humano.La cultura nazca, famosa por las gigantescas y enigmáticas figuras dibujadas en el suelo que sólo pueden verse desde el aire, colapsó hace 1.500 aÑos por un mal manejo de su entorno.

Así lo concluye un estudio que publica la revista arqueológica Latin American Antiquity ( www.saa.org/AbouttheSociety/Publications/LatinAmericanAntiquity/tabid/127/Default.aspx ).

Según la investigación, desarrollada por un grupo de arqueólogos de la universidad de Cambridge, la clave está en los bosques de huarango ( Prosopis pallida ), una variedad de algarrobo que sólo crece en Perú.

Este árbol resultaba en esa época una fuente básica de comida, forraje y combustible.

Los árboles fueron cortados para ampliar el terreno agrícola cultivable. Pero esta acción dejó expuestas las ciudades a las catastróficas inundaciones generadas por el fenómeno de El NiÑo.

Hasta ahora se creía que justamente el impacto del clima había sido lo que acabó con esta cultura, pero la nueva conclusión es que, si los árboles hubieran permanecido, el efecto climático habría sido mucho menor e incluso los períodos de lluvias habrían permitido renovar los acuíferos.

La cultura nazca floreció durante el milenio que va entre el aÑo 500 a de C. y el 500 de nuestra era en lo que hoy es el sur del Perú.


LEAVE A REPLY