Luego de que se conoció que un hacker filtró datos bancarios de más de 250 mil clientes en Chile, se identificó a un joven de 23 años como el responsable del ataque cibernético. Grande fue la sorpresa de los vecinos, quienes lo definieron como alguien callado y bastante tranquilo.

El joven es ingeniero en informática y se ganó la estima de sus vecinos al brindarles acceso a internet a quienes no podían pagarlo. “Hackeaba señales de internet de empresas y les daba wifi a los vecinos”, publicó El Mercurio.

Según Fayer Wayer, la audiencia se realizó en el 7° Juzgado de Garantía de Santiago, donde la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte le imputó delitos informáticos en perjuicio de la entidad bancaria.

Sin embargo, el joven quedó en libertad con arraigo nacional y firma mensual. Las autoridades también dieron un plazo de 3 meses para que se realicen las investigaciones correspondientes.

Según el subcomisario a cargo del caso, la intención del joven fue darse a conocer entre el grupo de hackers que realiza actos ilícitos, armando una base de datos que subió a las redes sociales.


LEAVE A REPLY