Lucero Chávez

Actualmente, la Ley de Modalidades Formativas Laborales es aplicada en el sector privado y en algunas entidades de Estado sujetas al régimen laboral privado, como el Banco Central de Reserva (BCR) o la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (SBS).

Sin embargo, un grueso importante del sector público está sujeto a otros regímenes laborales en los que es posible la aplicación de estas disposiciones, señala Jorge Ágreda, socio del área laboral de EY Perú.

En este escenario, los convenios de prácticas en el Estado no están reglamentados, lo cual ya ha sido advertido por la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) hace un par de años, acota Adriana Tapia, gerente del área laboral de PwC Perú.

Según un informe de la entidad con cifras al 2015, los beneficiarios de modalidades formativas laborales declarados en la planilla electrónica (en sectores público y privado formal) representan poco más del 50% de los convenios registrados ante el MTPE.

“Más que uniformizar los convenios en el sector público, [la medida] permitirá que las entidades estatales puedan contratar practicantes con las figuras completas”, señala el laboralista.

Sin embargo, para Germán Lora, socio de Payet, Rey Cauvi, Pérez Abogados y ex asesor del MTPE, esta medida que pretende generar más empleo juvenil no logra dicho propósito. 

 “Son personas que se están capacitando bajo modalidades formativas, que no es lo mismo que empleo”. Además, dijo que el MTPE está asumiendo “temas que no le competen”, pues la entidad  encargada del ámbito laboral en el Estado es Servir.

“Si la intención es que más jóvenes se incorporen al mercado laboral, deberían retomar los proyectos de ley trabajados antes para incentivar la contratación de jóvenes, medida que fue cuestionada en su momento por los que ahora están en el MTPE”, acotó Lora.

Asimismo, calificó de “populista” la medida y cuestionó la capacidad del Estado para admitir a 221.000  jóvenes al Estado y ofrecerles contratos permanentes, pues existen restricciones de contratación.

“Lo que va a pasar es que el joven terminará sus prácticas en el Estado y lo contratarán bajo régimen CAS o recibo por honorarios, que no es estar en planilla. Van a derivar un joven a una relación informal laboral en el Estado“, añadió.

Sin embargo, consideró que la medida será estrictamente útil para que los jóvenes conozcan la actividad en el sector público.

VÁLIDO COMO EXPERIENCIA EN EL SECTOR PÚBLICO

Una de las regulaciones que incluirá el DL es que el convenio de prácticas pre profesionales que realice el joven en el último año de estudios será considerado como experiencia profesional en el sector público, según un documento elaborado por el MTPE que da alcances de la medida.

Ello servirá para que el joven postule posteriormente a concursos públicos que piden experiencia en el sector publico como requisito, explicó Lora.

El DL también indicará que los convenios de prácticas no se extiendan por más de dos años en una misma entidad y estos caduquen al adquirirse la condición de egresado.


LEAVE A REPLY