Símbolo. Más allá de la leyenda del sueño de San Martín y las parihuanas, la bandera peruana fue creada para que sea un emblema de los patriotas ante el Ejército Realista.

La leyenda cuenta la versión de que el libertador don José de San Martín, en una de sus tardes de reposo bajo una palmera en la ciudad de Pisco, Ica, soñó con una legión de patriotas que portaban una bandera. Cuando despertó, lo que vio fue una bandada de parihuanas, aves de pecho blanco y alas rojas. Dicen que ello le inspiró los colores de la bandera peruana.

Esa es la leyenda, pero más allá de ella y sus razones, que se pierden en la inmemoria, está la historia documentada sobre el origen y contexto de la creación de nuestra bandera. De acuerdo a la narración del historiador militar, general Carlos Dellepiane, en Historia militar del Perú (1965), el 8 de setiembre de 1820 se inició el desembarco del Ejercito Libertador en la bahía de Paracas. La mañana de aquel día, los primeros en pisar tierra fueron el general José de San Martín, el almirante Cochrane y el coronel de Las Heras. Tras hacer un reconocimiento del terreno, desembarcaron posteriormente los batallones de infantería N° 2, 7 y 11 con dos piezas de artillería y cincuenta jinetes del regimiento “Granaderos a caballo” a ordenes de Las Heras.

El ejército que arribó a Paracas estaba compuesto por unidades argentinas y chilenas, conformando estos un “Ejército combinado”, que era una milicia integrada por fuerzas de dos o más potencias (países), como señala el Compendio de la historia general del Ejército del Perú (2001).

Aquellas tropas recién desembarcadas se dirigieron a Pisco, arribando en horas de la noche. Ya en el lugar, Las Heras vio que esta había sido abandonada por sus pobladores al notar la aparición y desembarco de la escuadra patriota. Las Heras y sus hombres se mantuvieron alertas durante el resto de la noche ante la posibilidad de que dicha desocupación fuese una estratagema de los realistas, la que, finalmente, no sucedió.

Curiosamente, el destacamento realista encargado de la guarnición y defensa de Pisco estaba integrado por 500 infantes, 100 jinetes y dos piezas de artillería a órdenes del coronel de milicias Manuel Químper, quien solo se limitó en observar los movimientos patriotas e informar al virrey sobre aquello y, posteriormente, retirarse a Ica.

El desembarco del resto de unidades del Ejército Libertador –aproximadamente 4 mil hombres– prosiguió sin sobresaltos hasta el 11 de setiembre y, posteriormente, recorrieron los valles de Ica, Chincha y Cañete hasta finalizar, el mismo mes, instalando una fuerza de avanzada en Caucato.

El emblema

Durante el despliegue de las fuerzas patriotas sobre la hoy región Ica, San Martín comenzó a notar algo interesante. Observaba cómo gran número de peruanos, llenos de entusiasmo y prestos a ayudar, llegaban en grupos al cuartel general de Pisco pidiendo a viva voz ser incorporados al Ejército Libertador.

Ante aquellas escenas de apoyo a la causa patriota, el libertador pensó conveniente organizar –con aquellos hombres provenientes de los campos– las primeras unidades militares peruanas. Pero como primera medida, el 21 de octubre de 1820, San Martín firmaría el decreto supremo que creaba la primera bandera del Perú, con el cual los peruanos que comenzaban a organizarse militarmente tuvieran un símbolo bajo el cual combatir y defender, que los diferenciase, además, de los argentinos y chilenos.

Nuestra flamante enseña tendría el tamaño de ocho pies de largo y seis de ancho, y estaba dividida por líneas diagonales que formaban cuatro campos triangulares: de color blanco los extremos superior e inferior y rojo los laterales. En el centro –como escudo– estaría una corona de laurel ovalada y, dentro de ella, el sol saliendo por detrás de la cordillera que se elevaba sobre un mar tranquilo, como lo describe el historiador Jorge Basadre en su Historia de la República del Perú: 1822-1933.

Los primeros en enarbolar la novísima bandera peruana serían el Escuadrón de Caballería “Auxiliares de Ica”. No se conoce aún si dicho escuadrón se constituyó antes, durante o inmediatamente después de crearse nuestra bandera. Lo que se sabe es que estuvo conformada, en su mayoría, por voluntarios negros de origen esclavo y a quienes se les ofrecía libertad, prestando muy buenos servicios a la guerra por la Independencia, portando bien en alto y orgullosos, nuestra bandera. En los años siguientes, esta fue sometida a modificaciones, hasta que el 25 de febrero de 1825 quedó como la conocemos hasta hoy, compuesta de tres franjas verticales, “encarnado” (rojo) la de los extremos y blanco en el centro.

Hoy, a través de las redes sociales, especialmente en el mes de junio, circulan versiones respecto a cuándo se celebra realmente el “Día de la Bandera”. Muchos afirman que es el 7 de junio, pero es menester aclarar este detalle histórico.

Celebramos el 21 de octubre la “Creación de la Primera Bandera del Perú”; mientras que al 7 de junio le corresponde la “Renovación del Juramento de Fidelidad a la Bandera”, en homenaje a los que entregaron su vida durante la Batalla de Arica en 1880. Pero quizá fue el presidente Augusto B. Leguía quien causó involuntariamente tal confusión al declarar en abril de 1924, que el 7 de junio sea el “Día de la Bandera”.❧
“Los primeros en enarbolar la bandera peruana serían el escuadrón de caballería “Auxiliares de Ica”. No se sabe si este fue creado antes, durante o después de la bandera.”

Modificaciones de la bandera

  • Primera bandera. Creada el 21 de octubre de 1820 por José de San Martín. La medida del lienzo era de ocho pies de largo y seis de ancho, cruzado por dos líneas diagonales, con cuatro espacios: blancos los extremos superior y inferior y encarnados los laterales. En el centro, una corona ovalada de laurel y dentro de ella están los cerros, que simbolizaban la pacarina, lugar de origen. También un sol, como deidad andina sobre el mar.
  • Segunda bandera. El 15 de marzo de 1822, Bernardo de Torre Tagle modifica su diseño porque, según él, no facilitaba su confección. La bandera sería de tres franjas horizontales: rojas las de los extremos y blanca la del medio. Se conservaron los colores rojo y blanco de la bandera creada por San Martín.
  • Tercera bandera. El 26 de febrero de 1825, el libertador Simón Bolívar y el Congreso Constituyente ratificaron la bandera de Torre Tagle mediante la ley de símbolos patrios, pero sin el sol encarnado en el medio. En su lugar se pondría el escudo de armas.

LEAVE A REPLY