Esta canción fue realizada por Bob Thiele y George David Weiss, con la idea de ser un antídoto al clima político y racial de la década de 1960, y escrita especialmente para Louis Armstrong quien le imprimió un especial atractivo.

“What a Wonderful World” describe la delicia del cantante por las cosas simples de cada día, y mantiene un tono optimista con esperanza en el futuro, incluyendo una referencia a los bebés que nacen en el mundo y tendrán mucho para ver y crecer.

Inicialmente, no fue un éxito en los Estados Unidos, donde vendió menos de 1000 copias, pero sí logró mayor recepción en el Reino Unido, hasta alcanzar el primer puesto de ventas en 1968.

La difusión mundial de la canción tuvo lugar a partir de su inclusión en 1987 en la banda de sonido de la película Good Morning, Vietnam, dirigida por Barry Levinson y protagonizada por Robin Williams, y posteriormente ha aparecido en otros filmes dejando en cada uno su impresión característica al estilo del jazz.

Se ha convertido en una de las canciones más reconocidas desde aquel entonces, siendo que hasta el día de hoy continúa sonando y puedes escucharla en las diferentes frecuencias de radio.

Mira cómo fue aquel emblemático momento en que Louis enamoró a todos en el siguiente video:

Louis Armstrong – What a wonderful world ( 1967 )

SHARE
Previous articleUn nuevo bicameralismo
Next articleLos hermanos Ayar

LEAVE A REPLY