Al mediodía y tras abrirse a ser negociada, la acción de Graña y Montero registraba una caída de 13,91% en la Bolsa de Valores de Lima (BVL). Así, su cotización caía S/0,31 y se situaba en S/1,98.

La acción se mantuvo suspendida de negociación desde las 8:20 a.m. hasta las 10:00 a.m., para posteriormente entrar a la fase de proceso de formación de precios por un total de dos horas.

Esta medida tomada, la BVL buscaba evitar una excesiva volatilidad en la fijación de precios de la acción local de la empresa (GRAMONC1). Ello, tras conocerse que la Bolsa de Nueva York (NYSE por sus siglas en inglés) congeló la acción de la constructora e inició el proceso para su deslistado.

La razón detrás del desliste responde a que Graña y Montero no logró presentar sus estados financieros auditados del 2017 en el plazo establecido (antes del 15 de mayo). La constructora en esa fecha recién entregó los estados financieros correspondientes al año 2016, tras dos postergaciones por retrasos en la auditoría.


LEAVE A REPLY