Ollanta Humala y Nadine Heredia no cumplirán los 18 meses de prisión preventiva que el Poder Judicial ordenó en su contra en julio del 2017. El Tribunal Constitucional (TC) revocó ayer esa restricción, por lo que ambos serán excarcelados tras haber estado recluidos poco más de nueves meses.

La decisión de los magistrados del TC culmina así un proceso que empezó con la presentación de dos hábeas corpus en agosto del 2017 y que, transcurrido este tiempo, según analistas políticos, ha dejado una sensación de que el ex presidente y su esposa salen beneficiados.

“Ha sido una noticia positiva para ellos, no solo a nivel personal, sino en su imagen política […] Hay una sensación de que fueron víctimas de una injusticia y podrían capitalizar esto para fomentar una narrativa ética desde su punto de vista. Van a poder decir que han sido los únicos líderes políticos que han sido encarcelados sin una acusación formal”, señaló a El Comercio el analista político Arturo Maldonado.

Una opinión similar tuvo Enrique Castillo, quien atribuyó ese rédito político al excesivo tiempo que se tomó el TC para tomar una decisión sobre el recurso.

“Todos estos hechos, la prolongación del debate, la prisión preventiva y la discusión política que se ha visto entre los fiscales y el TC, lo único que han logrado es devolverle vigencia política a Ollanta Humala y Nadine Heredia”, comentó.

También destacó la reaparición de miembros del Partido Nacionalista y de los ex ministros del gobierno de Ollanta Humala. “Lo que ha ocurrido es que el TC le ha generado un triunfo al humalismo frente a las acusaciones de la fiscalía”, añadió.

—Sin valor electoral—

Para los analistas, el repunte político de Humala y Heredia los beneficia a ellos, mas no a su agrupación política.

“Hay que separar las cosas. El triunfo político y la victoria pasajera a nivel judicial de Humala y Heredia no es del Partido Nacionalista. La gente percibe que el nacionalismo es un cadáver político tras la situación de abandono en la que quedaron sus líderes al final de su gobierno”, señaló Enrique Castillo.

Luis Nunes también consideró que los únicos beneficiados a nivel político de esta decisión del TC fueron los dos investigados. “Su partido está moralmente en el piso, sin organización alguna o liderazgo. Sería un desperdicio de recursos que traten de capitalizar algo de la excarcelación de Humala y Heredia”, manifestó.

—Respaldo sin inocencia—

Para Enrique Castillo, el respaldo político que podría obtener la ex pareja presidencial no tiene relación con la percepción ciudadana sobre la culpabilidad de ambos del delito de lavado de activos. “No los consideran inocentes. La gente los sigue considerando culpables, pero vuelven a tenerlos en cuenta en el debate político, ya que existe la percepción de que la justicia no ha sido igual para todos”, comentó el analista y periodista.

Arturo Maldonado destacó que Humala y Heredia han cultivado una imagen, no de inocencia, sino de víctimas del proceso, lo que los ha humanizado ante la opinión pública.

“No tiene peso electoral, pero al menos van a obtener una vocería política que les dará la capacidad de poder apuntar y acusar a otros investigados como ellos. De poder decir: tuve la dignidad de ir a prisión y puedo señalar a quienes no han pasado por lo mismo”, concluyó Maldonado.


LEAVE A REPLY