Legislación significará un ahorro y una inversión a la iniciativa privada. La ley significará un ahorro al país al evitar costos por impactos de desastres prevenidos.

Las empresas deben comenzar a incorporar lineamientos de cambio climático en sus políticas, gestión y, especialmente, en la elaboración de los estudios ambientales.

Así lo advirtió la experta en derecho ambiental Vanessa Chávarry Meza, al comentar el impacto en la iniciativa privada de la Ley Nº 30754, llamada también Ley marco sobre cambio climático.

En efecto, de acuerdo con el artículo 11 de la citada norma corresponde al sector privado, la sociedad civil y a los pueblos indígenas u originarios, dentro el marco legal vigente, recomendar acciones de adaptación y mitigación al cambio climático, como el aumento y conservación de reservas de carbono y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Consulta previa

La norma agrega que la participación de los actores no estatales se regirá de acuerdo con la Ley N° 29785, Ley de consulta previa.

Agregó que, si bien esta Ley es buena, aún es una norma que requiere de un reglamento porque muchas de sus disposiciones resultan genéricas. Por lo pronto, anotó, el Perú se ubica a la vanguardia en el tratamiento del tema acorde a compromisos internacionales, refirió la experta.

Consultada sobre las disposiciones que requerirán de mayor desarrollo en el reglamento, respondió la importancia de detallar la forma de incorporar los criterios de cambio climático en los estudios de impacto ambiental.

Otro aspecto será precisarse las competencias que sobre el tema no solo tendrá el Ministerio del Ambiente sino también los otros sectores vinculados a este sistema, dijo la experta, quien también es miembro del área Minero-Ambiental de Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados.

La Ley N° 30754 tiene como objeto establecer las disposiciones generales para el diseño, ejecución y monitoreo de las políticas públicas sobre adaptación al cambio climático y reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

La normativa, de igual modo, está destinada a reforzar la autoridad en materia de política climática, que establece, orienta, dirige, facilita, monitorea y promueve la gestión ante el cambio. Promover también que cada entidad pública a escala nacional, regional y local defina, priorice y reporte acciones concretas de adaptación y mitigación.

La experiencia comparada demuestra que en países como México, legislaciones similares han coadyuvado a fortalecer no solo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, sino también la creación de nuevos puestos de trabajo, entre otros.

Gestión y desarrollo

La Ley Nº 30754 no solo abrirá las puertas a nuevas oportunidades para poder estar preparados, sino que también significará para el Perú un ahorro y una inversión clave al evitar costos por impactos de desastres prevenidos, afirmó la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, al analizar el impacto de la Ley marco de cambio climático.

La norma, relievó, incorpora la condición del cambio climático en la planificación del desarrollo en los tres niveles de gobierno; y la creación de una Comisión de Alto Nivel al respecto.

Incluso estimó que con esta norma la empresa privada podrá acceder a nuevas capacidades para desarrollar nuevas tecnologías verdes y aprovechar el uso eficiente de sus recursos.


LEAVE A REPLY