DR JUAN A VARILLAS ALZAMORA

Para empezar hablar este tema que fue motivo de un trabajo de Investigacion del suscrito, deseo poner hincapie que el presente estudio se ha visto desde el punto de vista jurídico, debiendo de señalar que de conformidad a los análisis crítico de los relatos evangélicos, contrastados con las alusiones a su muerte trasmitidas en el Talmud (cfr. TB, Sanedrín VI,1; fol. 43a).de los manuscritos hallados en papiros y otros elementos indiciarios de la época, demuestra que Jesús murió clavado en un madero en forma de una cruz el día 14 de Nisán, que comparado con la actualidad, sería un viernes 7 de abril del año 30.

La crucifixión era una pena de muerte que los romanos aplicaban a esclavos y sediciosos. Tenía un carácter infamante, por lo que de suyo no podía aplicarse a un ciudadano romano, sino sólo a los extranjeros. Desde que la autoridad romana se impuso en la tierra de Israel hay numerosos testimonios de que esta pena se aplicaba con relativa frecuencia.

El procurador de Siria QUINTILIO VARO había crucificado en el año 4 A.C. a dos mil judíos como represalia por una sublevación.

Por lo que se refiere al modo en que pudo ser crucificado Jesús son de indudable interés los descubrimientos realizados en la necrópolis de Givat ha-Mivtar en las afueras del Jerusalén. Allí se encontró la sepultura de un hombre que fue crucificado en la primera mitad del siglo I d.C., es decir, contemporáneo de Jesús.

“LA CRUCIFIXION ERA” UNA PENA DE MUERTE QUE LOS ROMANOS APLICABAN A ESCLAVOS Y SEDICIOSOS. TENÍA UN CARÁCTER INFAMANTE, Y ESTE TIPO DE PENA ESTABA PROHIBIDO APLICARSELE A UN CIUDADANO ROMANO, SINO SÓLO A LOS EXTRANJEROS

Muchos estudiosos del mundo se han dado a la tarea de abordar uno de los aspectos más controversiales en la vida de este personaje, fundador de toda una era: el juicio que lo llevó al calvario y a la muerte física. Esto nos conlleva al análisis detallado del proceso legal emprendido hace miles de años contra uno de los hombres más influyentes en la historia de la humanidad.

En medio de tanta polémica al respecto, uno no deja de preguntarse si el proceso de Cristo fue legal (desde el punto de vista estrictamente jurídico), porque siendo que moral y socialmente no lo fue ¿dónde quedaría entonces el principio de legalidad en todo lo que fue el proceso de su juzgamiento? ¿Fue legal o no fue legal? ¿hubo o no hubo lo que en tema de abogados se conoce como principios “el debido proceso”? Vamos a analizar este tema pendiente en nuestra historia del derecho, tratando de demostrar paso por paso que, en definitiva, en el juicio de Jesucristo se cometieron los peores atropellos en menoscabo de las leyes vigentes en la época.

“ EN EL JUICIO DE JESUSCRISTO SE COMETIERON LAS MAS EXECRABLES ARBITARIEDADES EN CONTRA DE LA NORMA LEGAL VIGENTES EN AQUELLA ÉPOCA, POR LO TANTO FUE ILEGAL.

LOS 2 JUICIOS DE JESUS

En cuanto a los delitos que pudiesen llamarse del orden común, la resolución correspondía a los tribunales locales, únicamente los delitos públicos que afectarán al estado romano, esto provocaba la injerencia del procurador romano.

Esta dualidad de competencia ocurrió en el caso de Jesús, ya que fue acusado, por Delitos políticos y delitos religiosos.

De esta circunstancia se deduce; claramente que el proceso en contra Jesús se bifurca en dos sentidos, en dos juicios autónomos, que se desarrollaron respectivamente, ante el sanedrín y ante el procurador o gobernador romano Poncio Pilato.

En Judea las leyes eran simultáneamente; religiosas y jurídicas. Se contenían en el antiguo testamento o Biblia. Su fundamento era el decálogo, es decir los diez mandamientos. Tales mandamientos ampliaban normas rectoras de la conducta del hombre frente al ser supremo (religiosas), así como del comportamiento de los hombres entre sí y ante la sociedad. Es más, el decálogo era la fuente principal del derecho penal hebreo. Ya que su violación no solamente implicaba una ofensa a Dios; sino al mismo pueblo judío. Igualmente este derecho derivó de los cinco libros que forman el Pentateuco y que los hebreos denominaron Torah o Ley, siendo tales libros: el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números y el Deuteronomio. En ellos se encuentra lo que se conoce como tipificación delictiva o sea la prevención del delito

¿QUÉ ERA EL SANHEDRIN?

El sanedrín: era el tribunal supremo del pueblo judío. Se afirma que se creo en el siglo II antes de cristo. Aunque otros piensan que se remonta a la época de moisés. Se le daba un origen divino, por instrucciones de Dios, se reputó como el tribunal de Jehová compuestos por setenta ancianos y maestros en la ley, cuyas resoluciones tenían el rango de fallos de Dios. Conocía de los delitos graves como el de blasfemia e idolatría, estos se castigaban con la pena de muerte, cuyo decreto, debía ser homologado por el procurador romano.

Tanto el Sanhedrín (tribunal supremo judío) como las autoridades romanas no siguieron los pasos estipulados por sus respectivas leyes. Y vamos a demostrar punto por punto las irregularidades en el juzgamiento de Jesús por el Sanhedrín

DESDE EL PUNTO DE VISTA PROCESAL:

LA CONSULTORIA VARILAS & ALZAMORA ASOCIADOS EN LA PERSONA DE SU DIRECTOR GENERAL DR JUAN A VARILLAS ALZAMORA ACOTO LO SIGUIENTE: tuve la oportunidad de visitar ISRAEL TIERRA SANTA, habiendo realizado el presente trabajo, a mérito de una profunda Investigación de los manuscritos , recopilación de datos etc .etc basados en la doctrina Judia-Cristiana, habiendo llegado a una conclusión desde el punto de vista Procesal que en el Juicio a Nuestro Señor JESUCRISTO se violó los principios del Derecho, y no solamente eso se prevarico contra un ser humano en estado de indefensión y totalmente INOCENTE, estos principios son:

A.- “SE VIOLÓ EL PRINCIPIO DE IMPARCIALIDAD”. – Jesús fue juzgado por sus enemigos, que con anterioridad al juicio habían decidido matarlo, prácticamente eran jueces y partes, y así fue su comportamiento en el juicio”.

B.- “SE VIOLÓ EL PRINCIPIO DE PUBLICIDAD”. -El proceso tenía que hacerse ante el pueblo y el Sanhedrín, en el recinto oficial llamado Gazith, a la sombra del santuario. Pero se hizo en la casa de Caifás, a puerta cerrada, sin la presencia del pueblo.

C.- “SE VIOLÓ EL PRINCIPIO DE LA DIURNIDAD”.- Éste es un principio del derecho hebreo, que fue violado, pues el proceso se hizo de noche, de la una de la madrugada al amanecer”.

D.- “SE VIOLÓ EL DERECHO DE DEFENSA.- Pues a Cristo no se le permitió presentar pruebas testifícales. Las acciones se fundaron en testigos falsos y cerrada la instrucción del procedimiento, se admitieron nuevos testigos, además de que se le negó el derecho de presentar testigos antes de la ejecución de la sentencia”.

E.- “SE VIOLO EL PRINCIPIO AL DEBIDO PROCESO”.- Según las leyes vigentes en aquella época, tampoco se podía realizar ningún proceso en sábado o día de fiesta, o en la víspera de éste, y así se hizo EN VISPERA DE FIESTA.

F.- SE VIOLO EL PRINCIPIO DE LA LEGALIDAD .- “También hubo incongruencia e imposición de penas no contempladas. Los judíos lo condenaron, a CRISTO por blasfemia que no era contemplado por EL Derecho Romano como delito religioso “LA PENA DE CRUCIFIXIÓN, que tampoco estaba contemplada en el derecho hebreo, sino la de lapidación (apedreamiento). La Pena de crucifixión tampoco era contemplada por el derecho romano para delitos religiosos.

Tanto el orden legal judío como el romano fueron violentados con el único objetivo de satisfacer los intereses de Caifás y de sus amistades, puesto que Jesús representaba para ellos una amenaza.

En el caso de los romanos el quid del asunto radica en que toda sentencia de muerte emitida por provincias locales y ocupadas debía ser aprobada por el gobernador romano, por lo que el Sanhedrín pretendía ejecutar la sentencia sin que Pilatos conociera de la causa, pero éste se negó.

G.-HUBO PREVARICATO

“Para que Pilato ordenara la ejecución de la sentencia de muerte el Sanhedrín acusó a Jesús del delito de sedición. Cambiaron la causa fundamental que era la blasfemia”,

“LA SENTENCIA EMITIDA” EN EL SANEDRÍN A JESUCRISTO FUE INJUSTA Y ARBITRARIA:

Luego de violar prácticamente todos los principios que regían el proceso penal hebreo, con algunas similitud al nuestro, el Sanedrín, respecto la causa contra Jesús de Nazareth emitió la siguiente sentencia:

“El sanedrín de Israel reunido legalmente a la sombra del santuario, para entender la causa de Jesús de Nazaret, acusado de blasfemo y hacerse hijo del altísimo, después de haber invocado la asistencia del eterno justiciero, fuera del cual es imposible obrar en justicia y proceder rectamente, condena por 65 votos contra muerte ignominiosa de cruz, a JESÚS DE NAZARETH, a cuyo fin se pondrá desde luego en poder del pretor de roma, que es Poncio Pilato, para que después de haber revisado la causa, según el derecho y las leyes del imperio, mande aplicarle el castigo que el tribunal del pueblo escogido, inspirado por Jehová, ha tenido a bien imponerle, en justo castigo de sus blasfemias y de sus trastornadoras imposturas”. Perezca la memoria del blasfemo y los hijos estériles de su linaje y parentela, maldigan a sus padres en su vejez, para que Dios borre su raza y su memoria de la faz de la tierra.”

Amen, amen

LA POSTURA DE PILATO

La historia indica que Pilato evadió ejecutar la sentencia de muerte de Cristo al menos cuatro veces. De ahí se afirme en una especulación que siempre ha dado vueltas sobre el tema, y es que esa evasión se debía en gran parte a la influencia que sobre quien creía a Jesús un santo.

pero éstos se negaron, ya que, según data, normal;” cincuenta años atrás los judíos habían dejado de pronunciar y aplicar penas capitales.

Ahora bien de la misma sentencia contra el maestro se concluye que fue condenado a muerte en cruz, por el delito religioso de blasfemia, PERO COMO REPITO ES NECESARIO PUNTUALIZAR QUE EN EL DERECHO HEBREO NO SE CONTEMPLABA LA CRUXIFICIÓN como pena de muerte, sino la lapidación, que consistía en el apedreamiento del condenado. Por consiguiente el sanedrín aplicó a Jesús una pena de muerte no prevista en la ley judía. La crucifixión era una pena de muerte que se contempló en el derecho romano apara castigar los delitos más graves, como la piratería, la sedición y la rebelión. Por lo mismo de acuerdo a Burgoa, este tribunal cometió dos ingentes faltas: condenar a cristo a la muerte en la cruz sin tener competencia para decretarla, y ordenarla para un delito religioso, la blasfemia, que no existía en el derecho romano. Para ello los miembros del sanedrín con la intención de que Poncio Pilato homologara la condena de muerte en cruz, acusaron al salvador del delito de sedición.

LA POSICION FRENTE A LA SENTENCIA DE PONCIO PILATO

Como todas las provincias romanas que impusiesen por medio de sus tribunales, la sentencia de muerte, debería ser homologada por el gobernador respectivo. En el caso de Jesús, esta disposición procedió por consecuencia, por lo que los miembros del sanedrín, acudieron ante la instancia de Pilato, gobernador de Judea, para obtener el “exequátur” u homologación de su resolución.

Poncio Pilato, fungió como gobernador durante un período de 10 años, es decir del año 26 hasta el 36 de nuestra era, su nombramiento provino de tiberio.

Pilato celebró matrimonio con Prócula, quien al parecer se interesó por la vida y obra de Jesús, de quien oyó hablar con veneración y elogio a su esclava Berenice. Por ello cuando Jesús fue conducido ante Pilato, trató de convencerlo para que denegara ordenar su muerte. De ahí que se entienda que el gobernador romano haya intentado salvarlo de la cruxifición.

Se dice que Pilato era un político pragmático imbuido en la religión politeísta greco – romana, o sea era un pagano. Esto lo alejaba de cuestiones filosóficas y teológicas. Por lo que no le interesaba saber lo que era la “verdad” que cristo atestiguara. En las palabras del salvador no encontró ningún delito y menos contra el estado romano. Si las ideas de Jesús, su predicación y su obra pudieren implicar alguna falta de carácter religioso contra la ley de los judíos, ello no ameritaba la intervención de Pilato. Por consecuencia estableció ante los acusadores de cristo: “ningún delito hallo en este hombre”., por lo que rehusó homologar la sentencia del sanedrín.

PILATO IDEA UNA ESTRATEGIA PROCESAL

Ante la insistencia furibunda de la turba hebrea, Pilato ideó una estrategia procesal, consistente en la declaración de “incompetente” para juzgar al maestro. Fundándose que este habiendo nacido en galilea, era súbdito de Herodes Antipas, aunque este no tenía la facultad de homologación que Pilato si poseía. Por consiguiente buscó la opinión de Herodes a favor de la inocencia de Jesús, pero este no refirió ninguna solo buscó ridiculizar al maestro.

Esta situación la aprovechó Pilato y resolver que soltaría a cristo después de corregirlo, por lo que ordenó su flagelación, y lo exhibió ante la multitud judía con la intención de provocar la compasión de la turba, pero no lo consiguió y por el contrario siguió exigiendo su crucifixión.

Pilato aprovechando de la festividad religiosa de la pascua, quiso evitar de nueva cuenta la muerte de cristo, y en la que se acostumbraba a poner en libertad a un delincuente que el pueblo escogiera. Por lo que le dio a escoger a la muchedumbre entre barrabás, responsable de delitos gravísimos y Jesús, aún así el populacho eligió al primero. La gente proclamó “si no ordenas la cruxifición del Nazareno, que se dice ser REY DE LOS JUDÍOS, no serás amigo del CÉSAR, Pués solo a este reconocemos como tal”, ESTA TERRIBLE EXIGENCIA IMPLICABA CONDENAR A MUERTE A UN INOCENTE POR UN DELITO POLÍTICO, LA SEDICIÓN, QUE JESÚS NO COMETIÓ, TAL CONDENA ELIMINÓ LO QUE DECRETÓ EL SANEDRÍN, O SEA LA BLASFEMIA. PILATO CEDIÓ POR TEMOR A TIBERIO. EN ESTE CASO LA POLÍTICA ABATIÓ A LA JUSTICIA. CRISTO NO MURIÓ POR BLASFEMIA CONTRA JEHOVÁ SINO POR SEDICIOSO CONTRA EL IMPERIO ROMANO.

Aunque se alude a el término juicio, pero si se examina la intervención de pilato a consecuencia de la homologación que le exigió el sanedrín; de la sentencia que se dictó contra Jesús, se debe concluir que no hubo tal juicio. El juicio equivale a un proceso para dirimir una controversia interpartes, y tratándose de la materia penal, el hecho que lo origina es un supuesto o real delito. Por lo tanto este es la base de la contienda entre la acusación y la defensa. En el caso de Jesucristo no existió esa base sine qua non, en virtud de QUE EL DELITO DE SEDICIÓN, POR EL QUE SE LE CRUCIFICÓ, FUE INVENTADO POR PILATO en aras de sus personales intereses y ante el temor de ser castigado por tiberio como traidor a roma. El delito religioso por el que el sanedrín condenó a Jesús a la muerte en la cruz fue la blasfemia y por el que exigió la homologación del procurador o gobernador de Judea. El delito político contra roma no fue materia cuestionada ni pudo serlo, ante el citado tribunal, atendiendo a su notoria incompetencia.

CONCLUSION

Con relación al Procedimiento del juicio a Jesús, podemos inferir :

Que hubo condena sin delito, pues el juez que la impuso, Pilato, lo creó. Asimismo no se respetaron las reglas procesales del derecho penal romano, y en el que se permitía la homologación de las sentencias que pronunciaran los tribunales locales en la que se aplicara la pena de muerte, buscando siempre la revisión del proceso, correspondiente y se podría negar la misma cuando se encontraran fallas graves en el proceso, como ocurrió en el sanedrín.

Es evidente que Jesús fue víctima de dos sistemas jurídicos, en cuyos respectivos casos, se violaron las normas procesales más elementales y en evidencia sé transgredieron los derechos fundamentales que el acusado tendría para su defensa.

Jesús fue sentenciado por delitos que no cometió y pocas veces podemos estar en presencia de circunstancias tan especiales en las cuáles, los intereses, las ambiciones, los temores a la figura del salvador orillaron al hombre de su tiempo a cometer un verdadero crimen.

En si, se evidenció una intención manifiesta de sentenciar contrariamente a preceptos jurídicos establecidos, lo cual ante nuestra legislación Peruana constituye un prevaricato puro.


Fuente: http://juartival.blogspot.pe/2012/04/el-juicio-de-cristo-desde-el-punto-de.html

LEAVE A REPLY